¿EN DONDE SE INVENTÓ EL PING-PONG?

A principios del siglo XIX, este deporte comenzó a ser jugado en Inglaterra, por gente de clase alta y a manera de recreación, justo después de las cenas. Se jugaba en el comedor, con pilas de libros en el centro de la mesa -que hacían la función de red-, y con pelotas de golf que eran golpeadas por libros que servían como raquetas.  A esa actividad recreativa, se le llamó “wiff-waff” -nombre que aún se sigue utilizando en nuestros días por algunos ingleses-. Las reglas básicas fueron tomadas del tenis, y poco después, se empezó a utilizar una mesa especial para su práctica. Con el tiempo, la popularidad del juego creció en Europa y Estados Unidos, al grado resultar atractivo para algunas compañías manufactureras. Fue precisamente, la empresa J. Jaques & Son Ltd. la que registró como suya el nombre “Ping-pong”, el cual ya era usado popularmente para referirse al juego. Otras empresas, simplemente utilizaron el termino “tenis de mesa” a la hora de vender sus productos relacionados con este deporte.

A comienzos del siglo XX, y tras la invención de la pelota de celuloide por el británico James Gibb, y la creación de la nueva raqueta de madera ligera cubierta por goma, hecha por  E.C. Goode, fue que el tenis de mesa adquirió popularidad a nivel mundial. Las reglas del juego se unificaron, luego de la creación de la Federación Internacional de Tenis de Mesa, en 1926.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s