El triunfo del León ante Tijuana en cinco puntos

1.- Es esperanzador ver al León nuevamente jugar -aunque sea solo por momentos- de manera similar a como lo hacía en el torneo pasado. A pesar de las bajas por lesión, el equipo de Ignacio Ambriz tiene una identidad bien definida en cuanto a su estilo, y los últimos dos partidos del torneo regular, ante equipos no tan complicados, fueron una buena oportunidad para recuperar la confianza y ajustar los controles de cara a la liguilla. En Tijuana, los verdes hicieron lo mínimo necesario para regresar a casa con la victoria, y el enfrentamiento ante los Xolos resultó ser un buen ensayo antes de llegar a la “Fiesta Grande”.

2.- Tijuana intentó presionar en ciertos lapsos del encuentro, poniendo en aprietos al León con más ímpetu que orden. El mérito de La Fiera fue haber soportado los desorganizados embates fronterizos, y tener la capacidad de retomar el control en base a un mejor fútbol. Debido a la desesperación de Xolos por conseguir un resultado que les pudiera haber dado la clasificación, el partido en tierras tijuanenses tuvo ciertos tintes de liguilla, por lo que fue un excelente entrenamiento para Ambriz y sus pupilos.

3.- Como para recordarnos que este León tiene mejores opciones que el de la campaña anterior, Ismael Sosa y Leo Ramos se hiceron presentes en el arco contrario, el primero con un golazo y el segundo con una magnífica ejecución desde los 11 pasos. Ambos jugadores pueden marcar diferencia en la liguilla, e indudablemente hacen más poderoso el arsenal leonés, situación que no ocurrió en la postemporada pasada.

4.- Volver a ver en la cancha al “Chapo” Montes es una gran noticia. El juarense volvió a pisar la cancha en un partido oficial, regresando justo a tiempo para retomar el liderazgo del medio campo leonés. Pieza importante en los dos campeonatos conseguidos por La Fiera tras su regreso a Primera División, la experiencia del “Chapo”, aunada a su gran calidad, será importante en lo que viene para el conjunto esmeralda.

5.- Resultó muy doloroso ver lo que sucedió con Andrés Mosquera. El defensor colombiano, que recién regresaba de una lesión que lo tuvo fuera varias jornadas, sufrió una aparatosa y preocupante lesión apenas unos minutos después de haber ingresado al campo. No se puede culpar a Ambriz por este incidente: el técnico tiene que mover sus piezas, y por cruel que pueda sonar, estas son las cosas del fútbol. La terrible cancha del “Caliente” es la misma para los veintidós que juegan, y desafortunadamente son circunstancias que se dan en este deporte. Pronta recuperación para Andrés.

Twitter @luismiguelgp

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s