TIROS AL MARCO

INVICTOS – Aunque con apuros, el León fue capaz de sacar el triunfo el sábado pasado ante el Atlante UTN -que dicho sea de paso, no es tan mal equipo como lo dicen sus números-. Y a pesar de que no fue el mejor partido de los verdes en lo que va del torneo, tranquiliza el hecho de que los pupilos de Salgado puedan conseguir un resultado favorable, aún dando una actuación regular, supliendo con entrega la falta de buen futbol. Mención aparte merece el debut de David Alcantar –cuya salida del juego no terminé de entender-, quien tuvo un desempeño aceptable durante el encuentro –aún cuando hubo quien lo quería crucificar en el primer tiempo-. Ojalá que el chamaco se gane la confianza de Salgado, y que además de sumar minutos para la regla de menores, se convierta en un nuevo valor del futbol leonés. Definitivamente, en el equipo verde hacen falta más leoneses de nacimiento.

FANFARRÓN – De risa resulta escuchar a la “boca más grande del futbol mexicano”, Jorge Vergara. Envuelto en un manto de soberbia por los buenos resultados de su equipo en el arranque del torneo, “El Señor de los Polvitos” se vanaglorió -ante sus empleados, durante un evento masivo el sábado pasado- diciendo que “éste es el verdadero Chivas”. Y además de autonombrarse “héroe del momento”, se atrevió a calificar a Ramón Morales como “un jugador chiquitito”, razón por la cual -según él-, le dicen “Ramoncito”. Para rematar, y ya con la confianza de tener los números de su escuadra respaldándolo, atacó a los aficionados rojiblancos diciéndoles que “no tienen memoria”. Parece que el desmemoriado es el propio dirigente, quien no recuerda lo mucho que dio en la cancha, en su momento, ese jugador al que llama “chiquitito”; y tampoco se acuerda de lo mal que anduvo su club en meses pasados, cuando los seguidores del “rebaño” lo hubieran querido ver dando la cara. En fin, bien dicen por ahí que “más pronto cae un hablador que un cojo”.

DON JUAN – Para escándalos, el que se dio en días pasados en Inglaterra, cuando John Terry fue destituido por el entrenador Fabio Capello como capitán del “equipo de la rosa”. Tal parece que Terry tuvo un “affair” con la pareja de su compañero en la selección, Wayne Bridge, y esa desleal acción ha recibido un justo castigo. No cabe duda que en todos lados se cuecen habas, y el futbol no es un ambiente ajeno al tema. Situaciones como esa también se han dado en nuestra liga, aunque eso sí, sin tanta cobertura mediática. Insisto –y al igual que con el tema de Cabañas- los futbolistas tendrán que entender que son figuras públicas, y que aunque tienen la libertad –como el resto de las personas- para hacer lo quieran, deben cuidar su imagen, y actuar responsablemente en todos los aspectos de sus vidas. Conste que nomás es consejo.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s