Archivo del Autor: Luis Miguel Guerrero

Acerca de Luis Miguel Guerrero

Comentarista y columnista deportivo / Sports commentator and columnist

La derrota del León ante Monterrey en cinco puntos

Por Luis Miguel Guerrero

1.- Así como hay juegos heroicos que no se olvidan -como esos ante Pumas y América, en esta temporada-, hay papelones -como el del sábado ante La Pandilla- que tampoco serán fáciles de borrar de la memoria colectiva verdiblanca. León sufrió una humillante goleada en tierras regias, y Renato Paiva recibió un duro golpe de realidad: ni su equipo ni su sistema están, por ahora, para competirle a cuadros contendientes al título. Bien lo afirmó el portugués en días pasados: “Ni cuando ganas está todo bien ni cuando pierdes está todo mal”, pero está claro que la derrota ante los Regios deja mucho para el autoanálisis. El sistema de Paiva exhibió sus defectos defensivos ante una ofensiva que -gracias a Vucetich- hizo la tarea y estudió al rival. Las avenidas dejadas por los laterales esmeraldas y los balones perdidos en media cancha, fueron el caldo de cultivo perfecto para que el ataque rayado -y en especial Arturo González- explotara y se luciera ante su afición. Aunado a lo anterior, la falta de contundencia de la delantera leonesa, la desesperación de varios jugadores verdiblancos, y la buena actuación del arquero Cárdenas, se combinaron para que esta vez, a diferencia del juego ante Pumas, no hubiera reacción. La dolorosa vapuleada ante Rayados deberá servir como un punto de inflexión para que Paiva y sus jugadores corrijan lo que deben corregir. Al luso se le agradece su vocación ofensiva, “es este estilo ofensivo que ha permitido triunfos como el partido pasado; es nuestra idea de juego”, dijo después de la derrota en Monterrey. Pero Paiva debería saber que en el futbol moderno no puede haber absolutos: si “se monta en su macho” y se empecina en no ajustar y seguir con “su estilo”, tal vez existan más remontadas, pero esta no será la última goleada en contra que veamos en el torneo.

2.- Llama la atención el descontrol defensivo de los Verdes desde que inició el encuentro en el BBVA. La ofensiva regia, de la mano de González y Berterame, se encargó de generar constantes jugadas de peligro sobre la meta leonesa, aprovechando las deficiencias de los laterales, y la desubicación de los centrales Barreiro y Bellón. Rodríguez y Castillo se suman bien al frente -Byron anota un gran gol-, pero batallan al momento de regresar a defender, y la zaga leonesa, mal apoyada por el contención, hizo el ridículo ante las constantes descolgadas de los locales. Peor aún, resulta inexplicable que Paiva no haya hecho ningún ajuste en la primera mitad, cuando Monterrey “les apedreaba el rancho”, y el marcador ya estaba 3-0. El penal regalado por Osvaldo en el segundo tiempo, y los dos tantos que cerraron la goleada, fueron sinónimo no solo del desánimo en el equipo tras el desastroso primer tiempo, sino también de las tardías correcciones ordenadas por el entrenador.

3.- Unas de cal y otras de arena. La contundencia en el León va y viene, y cuando se tiene una delantera tan irregular, los resultados van a variar en cada jornada. Lucas Di Yorio sigue enemistado con el gol, y aunque busca y batalla adelante, pareciera que la desesperación se empieza a apoderar del argentino. Victor Dávila -que generó al menos dos llegadas importantes sobre la cabaña regia- también luce descontrolado, y no termina de acoplarse a su nueva función en el campo, ya no como único eje de ataque. Ángel Mena es otro claro ejemplo de irregularidad, y en Monterrey pasó desapercibido. Los ingresos de  Moreno, Alvarado y Hernández -justo en el minuto 80- fueron tardíos y muy poco pudieron hacer. El ataque leonés necesita variantes, saber adaptarse al rival en turno, y a las circunstancias de cada partido. Si se sigue jugando con el manual en la mano, haciendo solo lo mismo, las fallas frente al marco rival y el lucimiento de los arqueros contrarios seguirán siendo parte de la realidad verdiblanca.

4.- Joel Campbell y Rodolfo Cota continúan siendo de lo más rescatable de la escuadra esmeralda en el certamen. El tico parece adaptado al sistema de Paiva, y está convirtiéndose en un volante importante, que no solo intenta generar al frente, sino que también sabe sacrificarse al momento de recuperar y cubrir el balón. Cota sigue dando esa dosis de experiencia bajo los tres palos, y con sus oportunas intervenciones constantemente ayuda a corregir las pifias de la irregular zaga leonesa. En Monterrey no hubo sexto gol porque Rodolfo ataja un penal, y tuvo un par de buenas atajadas. Ambos elementos merecen las palmas del aficionado leonés, porque aún en medio del caos, constantemente sacan la casta por el resto del equipo.

5.- Pasan los años, y aunque algunos afirman que su momento ya pasó, Víctor Manuel Vucetich sigue demostrando que es un gran director técnico. Cual viejo lobo de mar, “Vuce” le ganó la totalmente la partida al novato Paiva. El estudio del rival y el saber explotar sus deficiencias, son características que el “Rey Midas” manifestó en el juego ante León. Las descolgadas a velocidad, tomando mal parada a la defensiva leonesa una y otra vez, no son sino el reflejo del trabajo que durante la semana realizó el técnico rayado pensando en su rival. El orden defensivo que muestran elementos como Moreno, Vegas y Medina, bastó para maniatar durante toda la primera parte a desorganizado ataque leonés. Cierto, Monterrey tiene una gran plantilla, pero esta de poco serviría si no tuviera un técnico de la categoría de Vucetich. Ojalá que Renato Paiva y su “ADN ofensivo” pudieran aprenderle un poco a Víctor Manuel.

Twitter @luismiguelgp

10 cosas que debes saber sobre el Monterrey-León

Por Luis Miguel Guerrero

1.- El primer enfrentamiento entre estos clubes ocurrió el 14 de octubre de 1945, en Monterrey. Con gol de Ángel Fernández al 37′, León se llevó el triunfo 0-1.

2.- Los dos equipos tuvieron como primeras sedes parques de béisbol: León jugó sus primeros partidos en la Liga Mayor en el Parque Patria. Monterrey tuvo como primera casa el Parque Cuauhtémoc.

3.- El Estadio BBVA, casa de los Rayados, fue inaugurado el 2 de agosto de 2015 y tiene una capacidad de 53,500 espectadores. En total, “El Gigante de Acero” costó 200 millones de dólares.

4.- El primer triunfo del Monterrey sobre La Fiera se dio hasta la temporada 63-64. Con goles de Humaitá, Juárez y Chavez, los Rayados derrotaron por vez primera a los Verdes el 12 de octubre de 1963.

5.- León suma 8 títulos de Liga. Monterrey acumula 5.

6.- Inspirado en el Asturias, Monterrey usa su tradicional uniforme rayado azul y blanco desde la temporada 61-62. Curiosamente, el León ha usado uniforme con rayas verticales en algunas ocasiones, una en la década de los 50, y recientemente, en los torneos Apertura 2013, Clausura 2014 y Apertura 2018.

7.- Las dos instituciones han conseguido 2 ascensos a Primera División, cada una, a lo largo de sus respectivas historias. Tras descender a la Segunda División en 1987, y a la Primera A en 2002, León consiguió retornar al Máximo Circuito en las temporadas 89-90 y Clausura 2012. Monterrey ascendió a Primera en las temporadas 55-56 y 59-60.

8.- Misael Espinoza, Ricardo Martínez, Guillermo Muñoz, Alberto García, y Luis Antonio Valdez, son algunos elementos destacados en la historia del Monterrey que jugaron también en el León.

9.- Ignacio Jáuregui, Pedro García, y Víctor Manuel Vucetich, son algunos de los directores técnicos que han estado al frente de ambas escuadras.

10.- León suma un triunfo, dos empates y dos derrotas, en sus últimas cinco visitas al “Gigante de Acero”. La más reciente victoria leonesa sobre La Pandilla (0-1) se dio precisamente en la última visita la capital regiomontana (16/10/21), con gol de Elías Hernández.

Twitter @luismiguelgp

¿Cuál es el partido de Grandes Ligas con más carreras anotadas?

Por Luis Miguel Guerrero

Aunque el récord del mayor número de carreras anotadas por un equipo en un juego de Grandes Ligas en la era moderna le pertenece a los Rangers de Texas, en su victoria 30-3 sobre los Orioles de Baltimore en la temporada de 2007, el total de más carreras en un partido no se dio en esa ocasión.

La marca de más carreras anotadas en un juego de Grandes Ligas ocurrió en la temporada de 1922, cuando los Cachorros de Chicago vencieron 26-23 a los Phillies de Filadelfia, para un total de 49 carreras combinadas.

Curiosamente, el segundo partido con más carreras combinadas se jugó entre estos dos equipos en el mismo parque (Wrigley Field), pero 57 años después, en 1979. En esa ocasión, los Phillies derrotaron a los Cachorros 23-22, sumando ambas escuadras 45 carreras.

Twitter @luismiguelgp