Béisbol: ¿Por qué se llama “dugout”?

Por Luis Miguel Guerrero

En el idioma inglés, el término “dugout” hace referencia a un refugio subterráneo, usado por las tropas en combate.

Durante el proceso de profesionalización del Béisbol a finales del siglo XIX, se decidió en los estadios colocar a las áreas de bancas de los equipos por debajo del nivel del terreno de juego, con la intención de permitir que los espectadores de las primeras filas pudieran ver las acciones del partido.

La condición “subterránea” de estas bancas hizo evocar a los refugios construidos en las guerras, por lo que poco a poco se comenzó a llamar “dugouts” a estas zonas.

En los estadios de Béisbol, los dos dugouts están ubicados en territorio de foul entre home plate y primera y tercera base, cada uno. Es importante señalar que en algunos recintos (en especial los “multiusos”) los dugouts están construidos a nivel del piso, y no son subterráneos.

Durante un partido, la “caseta” o “cueva” (como suele ser llamado al dugoout en español) es ocupada por todos los jugadores del equipo que se encuentran disponibles pero sin actividad en el campo en ese momento, así como por el manager, coaches y demás personal autorizado. El equipamiento de los peloteros es guardado ahí.

En Grandes Ligas no existe una regla para determinar cuál de los dugouts elige el equipo local, por lo que muchas novenas de casa se ubican en el de tercera base, mientras que otras prefieren hacerlo en el de primera.

Twitter @luismiguelgp

1 de junio – En un día como hoy

(1 de junio) En un día como hoy pero de 2019, el boxeador californiano de origen mexicano, Andy Ruiz Jr., protagoniza una de las sorpresas más grandes en la historia de los pesos completos derrotando al campeón invicto Andy Joshua, quien ostentaba los cinturones de la AMB, FIB, OMB y OIB.

Ruiz llegó al combate sustituyendo a Jarell Miller, a quien la Comisión Atlética de Nueva York le negó la licencia. El combate tuvo lugar en el Madison Square Garden de la urbe neoyorquina.

Sobreponiéndose a una caída en el tercer round, Ruiz fue capaz de emparejar las acciones ante el monarca, lastimándolo con sus potentes volados. La pelea finalizó en el séptimo round, luego de que el mexico-americano derribara a Joshua en un par de ocasiones, declarándose el nocaut técnico.

De esta forma, Andy Ruiz se convirtió en el primer campeón de los pesados de origen mexicano, y en el segundo de origen latino en la historia.

En la revancha entre ambos pugilistas, celebrada en Diriyah, Araba Saudita el 7 de diciembre de 2019, Ruiz perdió los títulos.