11 de noviembre – En un día como hoy

(11 de noviembre) En un día como hoy pero de 1981, el pitcher mexicano Fernando Valenzuela, nombrado previamente “Novato del Año”, gana el Premio “Cy Young” de la Liga Nacional, convirtiéndose en el primer beisbolista en la historia en ganar ambos distintivos en la misma temporada.

En su primera campaña completa con los Dodgers de Los Ángeles, Valenzuela lució imparable; ganando sus primeros 8 partidos -incluídos siete completos y 5 blanqueadas-, con un promedio de 0.50 en carreras limpias admitidas.

Su apariencia desaliñada, su figura poco atlética, y su lanzamiento de screwball, le hicieron ganar seguidores en toda la Unión Americana.

En el verano de 1981, y de la mano del sonorense, revivió el béisbol como deporte comercial en Estados Unidos. Valenzuela y su “Fernandomanía” llenaban los estadios de todo el “Viejo Circuito”.

Fernando terminó esa temporada con una respetable marca de 13-7, con 8 blanqueadas y un 2.48 en carreras limpias admitidas.

Aunque sus números de por vida no son suficientes para llevarlo al Salón de la Fama -de acuerdo a los estándares de quienes eligen a sus miembros-, lo hecho por el “Toro de Etchohuaquila” en aquel 1981, y en toda la primera parte de la década de los 80, deberá ser tomado en cuenta algún día, para permitir su ingreso a Cooperstown.

Anuncios

El triunfo del León sobre Toluca en cinco puntos

1.- El mérito de Nacho Ambriz es jugar ante Toluca con lo mejor que tiene -salvo con Iván Ochoa, cuya presencia es forzada ante las ausencias por lesión-. El técnico leonés sabía que este era un partido en el que no se podía conceder nada, y al decidir enfrentar a Toluca sin hacer experimentos, el accionar en el equipo volvió a ser óptimo. Por momentos, pudimos ver al León agradable, ofensivo, vertical, y de toque excelso. Y aunque habrá quien diga que el rival permitió hacer eso, también recordemos que equipos igual de malitos habían hecho ver mal a los Verdes.

2.- Ismael Sosa y Joel Campbell le dan otra dimensión al ataque leonés, y eso quedó demostrado ante Toluca. Ambos elementos marcan diferencia, y en el caso particular de Sosa, su movilidad resulta de gran aporte. No menos importantes son las incursiones del tico por el costado derecho, en donde suele mantener preocupada a la zaga rival. Con estos dos en el once titular, tanto Mena como Macías quedan ubicados en los sitios donde mejor juegan, y eso se nota.

3.- La gran figura del partido se llama Alfredo, y se apellida Talavera. El cancerbero choricero tuvo grandes atajadas, y su destacada actuación impidió que su equipo se llevara una goleada de escándalo.

4.- En la parte negativa, resulta increíble que un equipo tan limitado como Toluca haya tenido oportunidades tan claras ante el arco esmeralda, y solo la intervención de Cota y la mala decisión de Pardo, impidieron que los Choriceros se hicieran presentes en el marcador cuando el encuentro estaba aún 1-0. Esos son los descuidos defensivos a los que tanto se ha hecho referencia toda la temporada.

5.- Pocos jugadores en la historia del León han logrado que el estadio entero coree su nombre, y en el partido ante Toluca, Nacho González ingresó a ese selecto grupo. El histórico defensivo esmeralda volvió a estar en un partido oficial, y eso resultó emotivo para todos los aficionados verdiblancos. Si Nacho puede retomar el nivel que siempre le caracterizó, aportará mucho al conjunto leonés de cara a la “Fiesta Grande”.

Twitter @luismiguelgp