¿Por qué los Trail Blazers usan la leyenda “Rip City” en sus jerseys?

Durante décadas, la ciudad de Portland ha sido apodada “Rip City”. Y el origen de este nombre se remonta al 18 de febrero de 1971, durante la primera temporada de los Trail Blazers en la NBA.

Ese día, los Trail Blazers lograron darle alcance a los Lakers de Los Ángeles, luego de estar abajo por más de 20 puntos en el juego que ambas escuadras disputaban. El escolta Jim Barnett recibió el balón y disparó de manera descompuesta desde casi la mitad de la cancha (años antes de que existiera el tiro de tres puntos). De forma increíble, la pelota encontró el fondo de la red.

Barnett había empatado el juego. La multitud estalló en vítores, y el cronista del equipo, Bill Schonely, pronunció una frase sin sentido: “Rip City, alright!” (“¡Ciudad del peligro, de verdad!”). Tiempo después, el legendario locutor fue el primero en admitir que no tenía idea de dónde vino la frase, ni que esta cambiaría la cultura de Portland para siempre.

Aunque los Blazers terminaron con un récord negativo de 29-53 en esa temporada, ese partido encendió la llama de la pasión que por el Básquetbol vive la ciudad de Portland.

Portland Trail Blazers v Oklahoma City Thunder - Game Four

 

7 de diciembre – En un día como hoy

(7 de diciembre) En un día como hoy pero de 1997, Cruz Azul empata a uno con el León, y lo vence 2-1 en el marcador global de la final por el campeonato, conquistando así el título de Invierno 97 de la Primera División de México.

El encuentro de vuelta, celebrado en el Estadio León de la ciudad zapatera tras un 1-0 para los capitalinos en la ida, tuvo tintes de dramatismo. Missael Espinoza empató el global a uno, con su gol al 53′. El empate prevaleció y en tiempo extra, el arquero argentino Ángel David Comizzo pateó en el rostro a Carlos Hermosillo, delantero de la “Máquina”, para que se decretara la pena máxima.

Fue el propio Hermosillo el encargado de cobrar la falta desde el manchón penal, para anotar el gol de oro y darle a la escuadra albiceleste su octavo título de Liga. Desde esa fecha, el equipo capitalino no ha podido conquistar otro campeonato liguero.