LA ETERNA POLÉMICA

El “berrinchito” y las fantochadas de Nery Castillo durante la conferencia de prensa de la Selección Mexicana el día de ayer, no es sino el reflejo del caos que se vive hacia el interior de la Federación Mexicana de Futbol.

Pero lejos de analizar los motivos de tal reacción, o de tratar de encontrar una razón a la mala relación de los seleccionados con la prensa escrita capitalina, llama la atención una de las tantas declaraciones del uruguayo -sí, uruguayo… porque queda claro que al tipo no le interesa vivir en México, tema que ya ni siquiera deseo tratar-, en la que encara a un reportero cuestionándolo sobre “sí alguna vez ha jugado futbol”.

Desafortunada declaración de un futbolista, el cual por cierto, hace mucho tiempo que no se dedica a jugar futbol de manera consistente.

Muchos futbolistas, en activo y retirados, no alcanzan a comprender que el futbol, además de ser un deporte profesional, implica -por su fenómeno de convocatoria e influencia en el ánimo de muchas personas- un tema de índole social, que como tal, puede ser analizado, estudiado y comentado por cualquier miembro de dicha sociedad, y no solamente por sus practicantes -algunos por cierto, bastante “malitos” a la hora de jugarlo-.
El pensar que “sólo los futbolistas saben y pueden hablar de futbol”, es tan absurdo como pensar que sólo los sacerdotes pueden hablar de religión, que sólo los políticos pueden hablar de política, o que sólo los directores de cine pueden habla de películas.

No se trata de defender ciegamente al periodismo deportivo, porque desafortunadamente, también existe un sinnúmero de “mequetrefes” y autollamados “comentaristas”, que desprestigian la profesión, y se encargan de abaratarla. Simplemente se trata de exigir respeto por parte de esos “expertos” en la materia, para los verdaderos periodistas profesionales, estudiosos y bien preparados, y cuya mencionada educación les permite y autoriza a comentar, criticar y cuestionar cualquier situación relacionada con el ámbito deportivo. A final de cuentas, nadie es poseedor de la verdad absoluta. ¿O usted que opina, estimado lector?

(Comente, estimado lector, antes de que los futbolistas nos critiquen por hablar de tan “sagrado” tema)
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s