TIROS AL MARCO

POLVORA MOJADA – El León parece condenado a no poder brindar una goleada plena, convincente y agradable, en la división de ascenso. Y es que, además de no poder superar la barrera de los 2 goles en un partido en esta temporada, ni la de los 5 tantos desde que se encuentran en esta categoría, los Verdes son incapaces de “despacharse con la cuchara grande” ante defensivas tan malas como la de Hermosillo. El sábado pintaba como una oportunidad inmejorable para brindarle a la afición verdiblanca la satisfacción de ver a su equipo apabullar a un rival que, con el debido respeto, parece más un equipo amateur que otra cosa; pero dicha oportunidad quedó sólo en intención. Y si bien al equipo verdiblanco no se le puede acusar de falta de entrega o de deseo de meter goles, esperemos que estas anotaciones dejadas en el camino, al final de torneo no se requieran para definir otras situaciones. Ya sucedió una vez, en aquella final de ascenso ante Irapuato, en que la cantidad de goles fallados en un partido intrascendente –como el de este sábado- ante Nacional Tijuana, hizo falta para tener el partido definitivo de aquella final en casa.

Eusebio -izquierda- con la U. de. G.

 

LEÓN NEGRO –  Una verdadera pena resultó el fallecimiento, en un accidente automovilístico en Brasil, de Carlos de Jesús Eusebio. El ex  futbolista, que llegó a nuestro país en 1975, procedente del Santos, para enrolarse con la entonces recién creada U. de G., jugó en la temporada 84-85 para el León, brindando un excelente torneo, junto con Cabinho. Y aunque su estancia con los Verdes fue breve, los aficionados esmeraldas de antaño recuerdan con cariño al moreno. Cuenta la leyenda que Eusebio, junto a Evanivaldo Castro, realizaron en una ocasión, una ceremonia “macumba” –con pollos descabezados incluidos- para “exorcizar” una de las porterías del estadio León, en la cual “Cabinho” ni de chiste podía anotar. El resultado, como todos sabemos, fue el campeonato de goleo del “Cabo”. Descanse en paz, Eusebio de Jesús, como también era conocido.

DIGNA LESIÓN – Algo raro pasa en tierras coahuilenses. Primero, Javier Aguirre cedió ante la presión de los anfitriones del próximo partido del “Tri”, quienes -en voz de Alejandro Iraragorri- disimuladamente pidieron fuera convocado un jugador del Santos, resultando Matías Vuoso el elegido –Oswaldo Sánchez ni de broma regresa mientras esté el “Vasco”-. Lo curioso de todo esto, es que Matías, quién había sido borrado de todo este proceso, no es del agrado de Javier, y ni siquiera está contemplado por Aguirre para ir a Sudáfrica. Pero más rara resultó la “lesión” del “Toro” en el partido ante Pachuca de éste sábado, misma que amerita un descanso de 10 días, razón por la cual el argentino naturalizado no estará finalmente en el encuentro del combinado nacional ante Corea del Norte, de éste miércoles. La lesión de Vuoso, que no dudo que exista, parece más una salida digna de un jugador que no se prestó al manoseo, a sabiendas de que, después de esta convocatoria, iba a tener que conformarse con ver los partidos mundialistas del “Tri” por tele.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s