¿Cuánto mide la cancha de futbol americano?

Football

Aunque todos damos por sentado que el campo de futbol americano mide 100 yardas, es necesario especificar que la superficie total del rectángulo en donde se practica este deporte es de 120 yardas (110 metros) de largo, y 53.33 yardas (48.76 metros) de ancho.

Las 120 yardas, en lugar de las 100 que mucha gente da por entendido, se debe a que las dos zonas de anotación miden 10 yardas (9.1 metros) cada una. También se debe señalar que las medidas pueden variar ligeramente, según la categoría, los reglamentos de cada liga, y las necesidades específicas de cada estadio.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

¿Cuánto mide el bastón de hockey sobre hielo?

El bastón utilizado para la práctica del hockey sobre hielo, y el cual sirve para pasar, disparar y conducir el “puck” (disco), puede ser de madera, aluminio, fibra de carbón, grafito, kevlar o titanio (o la combinación de algunos de estos). Dependiendo de la categoría, mide en total de 150 cm. a 200 cm. Oficialmente, la parte recta debe medir 163 cm., mientras que la extensión (llamada “blade” o cuchilla) mide 32 cm. en los bastones regulares y 39 cm. en los bastones de portero. En los bastones regulares, la cuchilla debe tener un ángulo de 135° con respecto a la parte recta del bastón, mientras que en los bastones de portero -que además tienen un segmento más ancho en su parte baja-, el ángulo es ligeramente menor.

¿Cuáles son las medidas del balón de básquetbol?

balls
El reglamento oficial nos dice que el balón utilizado para la práctica del “deporte ráfaga” debe medir de 68 a 73 centímetros de circunferencia, y de 23 a 24 centímetros de diámetro. Su peso debe oscilar entre 567 y 650 gramos. Debe de ser de cuero, piel rugosa o material sintético que facilite su agarre, aún con la manos sudadas.

Tradicionalmente, es de color anaranjado con líneas negras, pero históricamente han existido muchas variantes, como el popular balón tricolor -rojo, blanco y azul- de la desaparecida ABA de Estados Unidos.

balls1

Desde 2004, la FIBA permitió la incorporación de unas bandas claras, de tono amarillo, sobre el color anaranjado, para facilitar su visualización, tanto por los jugadores, como por el público. Este diseño es utilizado en competencias internacionales, y en algunas ligas domésticas, no así en la NBA, que continúa utilizando el diseño tradicional.