Archivo de la etiqueta: NFL

Fútbol Americano: ¿Qué es la pausa de los dos minutos y por qué se originó?

Por Luis Miguel Guerrero

En el Fútbol Americano profesional, la pausa de los dos minutos (two-minute warning) es una suspensión del juego que se da justo cuando quedan dos minutos en el reloj oficial en cada mitad de un partido, es decir, cerca del final del segundo y cuarto cuartos.

Su efecto en el juego es similar al de un tiempo muerto: el reloj se detiene y los equipos se reúnen para discutir la estrategia. La suspensión es de dos minutos, lo mismo que los intermedios breves de dos minutos entre cuartos dentro de cada tiempo.

Los orígenes de esta pausa se remontan al nacimiento mismo de la NFL (National Football League), cuando un miembro del equipo arbitral llevaba el tiempo oficial de juego, y el reloj del estadio no era oficial.

El objetivo de esta pausa era establecer un punto de control para que los equipos supieran de forma oficial cuánto tiempo quedaba en el juego.

La AFL (American Football League ), surgida a inicios de la década de los sesenta, hizo oficial el tiempo del reloj de los estadios, algo que la NFL también adoptó tiempo después, antes de que ambas ligas se fusionaran.

Debido a la importancia que ya tenían en ese entonces las transmisiones por televisión, la pausa de los dos minutos dejó de ser un punto de control y se conservó para convertirse en una pausa comercial, transformándose también en un momento de “tensión” no solo para el televidente, sino para los espectadores en el estadio.

Esta pausa no existe en el Fútbol Americano de la NCAA, pero las reglas requieren que el árbitro dé a los entrenadores y a los capitanes de cada equipo una advertencia verbal cuando queden dos minutos en el juego.

Las ligas de Fútbol Americano Arena solo usan una pausa de un minuto, y la Canadian Football League utiliza una advertencia de tres minutos.

Twitter @luismiguelgp

¿Quién fue el primer quarterback afroamericano en al NFL?

Por Luis Miguel Guerrero

Aunque en nuestros días su presencia en el Fútbol Americano profesional es común, pasaron muchas décadas para que los quarterbacks afroamericanos compitieran de  manera regular en las ligas importantes de Estados Unidos. En los inicios del profesionalismo de este deporte, se tenía la idea -totalmente racista- de que los jugadores blancos de un equipo no seguirían las órdenes de un quarterback negro.

Aunque varios de ellos ya eran suplentes en algunos equipos, y otros tantos destacaban a nivel colegial, no fue sino hasta 1968 cuando apareció el primer “mariscal” de raza negra en un partido profesional.

Fue el 29 de septiembre de ese año, cuando Marlin Briscoe, de 23 años, debutó en el cuarto periodo del partido entre su equipo, los Broncos de Denver, y los Patriotas de Boston. 

A la semana siguiente, y debido a las lesiones del titular Steve Tensi y el suplente Joe DiVito, Briscoe apareció dirigiendo el ataque de los Broncos ante Buffalo, convirtiéndose en el primer quarterback afroamericano titular en al historia de la American Football League (AFL), y en la era de los Super Bowls (por ende, también se le considera el primero en la historia de la NFL).

Tras salir de Denver, sin volver a ser quarterback y convirtiéndose en receptor, Briscoe jugó de forma destacada también para los Bills, Dolphins, Chargers, Lions y Patriots, equipo con el que se retiro en 1976. Ganó dos anillos de Súper Bowl con los Dolphins en las ediciones VII y VIII. A la edad de 75 años, vive en California.

Twitter @luismiguelgp