TIROS AL MARCO

DIGNIDAD – Sin duda alguna, la renuncia de Chava Reyes es el triste colofón a una de las peores temporadas de la escuadra verdiblanca, desde que ésta se encuentra en el infierno de la División de Ascenso. Varias veces, un servidor afirmó en este mismo espacio que el fichaje de Reyes era la mejor contratación del León para afrontar un torneo que de entrada, no pintaba nada bien desde la fugaz estancia de Luis Américo Scatolaro. Y aunque Salvador cometió los errores propios de cualquier entrenador, poco se le puede reprochar a un hombre que encontró armado –y muy mal, por cierto- a un equipo que estaba ya en plena pretemporada. Insisto, es una lástima la partida de un tipo que, bajo otras circunstancias, hubiera podido aportar mucho a ésta institución. Seguramente, Chava se va con la conciencia tranquila de haber dado su mejor esfuerzo, a pesar de la mala planeación de sus jefes, y de las intromisiones –según dicen- de gente que, al igual que él, ya no está en el Club.
LAMENTABLE – Y si pensábamos que el León no podía arrastrar más su prestigio en este torneo, estábamos muy –pero muy- equivocados. El partido de ayer antes Lobos BUAP en Puebla, fue la clara muestra de lo que ha sido la segunda parte del campeonato para la institución verdiblanca: Una defensa endeble, desorden en todas las líneas, y falta de compromiso de varios elementos. Y aunque matemáticamente la clasificación sigue al alcance del equipo esmeralda, la triste verdad es que, con exhibiciones como la de este viernes, a muy poco se aspira si se llega a la Liguilla. Equipos como Irapuato, Veracruz y Necaxa –sin ser las grandes maravillas- se encuentran a “años luz” de lo mostrado por los verdes, y en definitiva, la otrora “Fiera” poco podría hacer ante ellos. En conclusión, éste León mejor deberá ir pensando en planear, desde ahora, el próximo torneo.
¿Y AHORA? – Hablando de la planeación, si de verdad se aspira a algo importante en el siguiente campeonato, ésta deberá incluir no solo el buscar los refuerzos adecuados , sino también la contratación de dos elementos importantes: Un director técnico de capacidad reconocida, y un director deportivo calificado que –por amor de Dios- llegue para cumplir al menos con un torneo completo. De estas dos contrataciones, y del alejamiento de los propietarios del equipo en la toma de decisiones en el aspecto deportivo, depende el éxito o no del conjunto leonés el próximo año. Claro que soñar no cuesta nada.
DICEN POR AHÍ – A propósito, ronda el rumor de que en cualquier momento podría reaparecer en escena el “Rey de los Ascensos” –Valente Aguirre-, esta vez como socio o asesor de los Batarse. De la mano de Valente, Juan Antonio García (ex presidente de Dorados) aparecería también dentro del organigrama del club verdiblanco. Y aunque hasta el momento nadie ha dicho “esta boca es mía”, de entrada no suena mal la incorporación de dos antiguos rivales del León que, nos guste o no, mucho podrían aportar a un club que deportivamente no tiene pies ni cabeza. Que conste que es rumor.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s