TIROS AL MARCO

PIAN PIANITO – Si ser aún un equipo espectacular, ni mucho menos, el León avanza con paso firme, en lo que ha sido un inicio prometedor del campeonato. Y tal vez no tenga los reflectores de la “conocedora” prensa nacional encima, como el Veracruz o el Necaxa, pero conforme avanzan las jornadas, más claro queda que éste cuadro tiene que con qué darle batalla a esas escuadras. El trabajo de José Luis Salgado poco a poco empieza a notarse, y respaldado por un buen plantel, el técnico leonés no ha quedado a deber en sus primeros partidos. Buena prueba para Pepe y sus pupilos será sin duda la próxima salida ante Cruz Azul Hidalgo, un equipo que históricamente suele indigestársele al León. Urge una victoria fuera de casa para corroborar el buen arranque.
EN INFINITUM – Algo raro está pasando en tierras tapatías. La absorción de gran parte de la deuda de Jorge Vergara por parte del banco perteneciente a Carlos Slim tiene algo de trasfondo. Pero lejos de que ello signifique la adquisición del “rebaño” por parte de uno de los hombres más ricos del mundo, dicen los que saben que lo que pretende Don Carlos al pagar el adeudo del nuevo estadio, es obtener los derechos de transmisión de los partidos del “chiverío” en su próximo recinto. La empresa televisora de Slim –que ya inició como sistema satelital de paga- pretende estrenarse con esas transmisiones, y esa, a final de cuentas, puede ser la razón para pagar los compromisos incumplidos del bocón “Señor de los Polvitos”. Eso sí, Vergara se puede ir olvidando de llamarle “JVC” al nuevo inmueble, que seguramente, se llamará “Estadio Telmex” -o algo “infinitamente” parecido-.
SE ME VA LA VOZ – Hablando de estadios jaliscienses y negocios inesperados, el que tampoco se quedó con las ganas de entrar al mundo del futbol es el “Potrillo”, Alejandro Fernández. El cantante, quien hace algunos meses pretendió sin éxito comprar al Atlas junto con su amigazo Rafa Márquez, acaba de adquirir, por medio de su empresa OCESA Jalisco, los derechos para administrar el Estadio 3 de Marzo durante los próximos 10 años. Ahora el inmueble cambiará –por enésima vez- de nombre, y será conocido como Estadio OCESA, en donde la empresa de Fernández presentará espectáculos artísticos y eventos de todo tipo. El negocito le significó a la Autónoma algo así como 100 millones de pesos, que en estos tiempos no caen nada mal, y al hijo de “Chente”, la satisfacción de adentrarse -aunque sea de lejecitos- al mundo del futbol.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s