JUEGO PELIGROSO

TERCO – Las preguntas que todo México se hace en este momento tienen que ver con la terquedad de Javier Aguirre. ¿Por qué insiste el “Vasco” en dejar a Franco en la cancha, y en sacar a Andrés Guardado? Las respuestas son relativamente sencillas: Guillermo Franco, a pesar de sus pifias y lentitud,  es el tipo de delantero que más acerca al estilo que maneja Aguirre -¿Se acuerdan como jugaba México con Borgetti en el 2002?-, y a consideración del propio Javier, el único en México con esas características. Lo de Guardado es caso aparte. Al “Vasco” no le gustaron algunas declaraciones de Andrés en torno a su titularidad, por lo que, inquisitivo como suele ser el ex técnico del Atlético de Madrid, decidió mandarlo a la banca desde los últimos partidos de preparación previo al Mundial. Ni siquiera la buena actuación de antier le sirvió al ex atlista para evitar ser regresado a la banca. No cabe duda que los técnicos se casan a muerte con sus ideas, y no hay manera de conseguirles el divorcio

CONFIADOS – El martes, durante la conferencia de prensa después del partido ante Grecia, un diplomático Maradona declaró que “respeta a México, porque es un equipo con un estilo definido y además, conoce a su técnico, con quien hablaba mucho cuando estaba en el Atlético de Madrid” (reventándole el vestidor, le faltó decir). Diego -y toda Argentina-, se sienten seguros y saben que son amplios favoritos el próximo domingo. Y es que –luego del mal partido ante Uruguay- a México le toca ir contra uno de los equipos que mejor vienen haciendo las cosas en esta Copa. Pero es precisamente en la figura de Maradona, en donde pudiera estar el punto de débil de Argentina. De momento, muchos se han olvidado lo criticado que fue el “Diego” en su país previo a este certamen, y lo visceral que ha sido –al igual que Aguirre- a la hora de tomar muchas decisiones. Un planteamiento inteligente de la dupla Carrillo-Aguirre para el juego del domingo, podrían hacer las cosas un poco más parejas, a la hora de pelearle a un equipo tan completo como el albiceleste.

POR TODOS LADOS – Yo no sé ustedes, pero sigo preguntándome cómo es que hay tantos mexicanos en tierras sudafricanas. ¿Qué no se supone que hay crisis por acá? El martes pasado, en el “Royal Bafokeng” de Rustenburgo había más de 20 mil connacionales echándole porras al “Tri”. Y así ha sido en los tres partidos de México en el Mundial. A esa cantidad de paisanos en las tierras de Mandela, habrá que agregarle unos cuantos más que ya van en camino, en paquetes programados que ya anticipaban el partido de México en Octavos de Final como un hecho. Tomando en cuenta que un mexicano está desembolsando en promedio 100 mil pesos para poder realizar ese viaje, uno se pregunta si vale la pena viajar tan lejos para ver partidos tan decepcionantes como el de México ante Uruguay. ¿Usted lo haría?

Sígueme en Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s