Juego Peligroso

EL QUE FALTA – Seguramente, en cuestión de horas conoceremos el nombre del último refuerzo importante del León para el torneo que está por comenzar. De acuerdo a lo solicitado por “Tita”, quien ocupe la plaza de tercer extranjero será un jugador de media cancha, ya que el brasileño ha optado por “mexicanizar” a la parte baja del cuadro leonés. Sin embargo, no hay que descartar la posibilidad de que algún zaguero foráneo llegue de última hora a ocupar el lugar dejado por Denis Caniza, hace apenas unos días. Por lo pronto, y con la base de la temporada pasada, el León de la “etapa tuza” poco a poco comienza a tomar forma.

¿MENTIRA? – Llámenme mal pensado, pero el supuesto interés del Fulham por Memo Ochoa parece más una historia inventada por el propio jugador y por su representante. Aunque sabemos que en el “Viejo Continente” suelen manejarse con mucha reserva a la hora de realizar un fichaje, resulta por demás extraño que el director técnico del equipo inglés, Mark Hughes, haya negado en todo momento el haber tenido interés en el cancerbero mexicano. La realidad es que –debido a sus características- parece difícil que “Paco Memo” encuentre cabida en una liga tan competitiva como la Premier Inglesa. Las ligas portuguesa, francesa u holandesa, podrían ser mejores opciones para el inconsistente arquero.

EL OTRO MUNDIAL – Aunque es cierto que la actuación del Pachuca en el Mundial de Clubes ha dejado mucho que desear, también habrá que señalar que este es un torneo mal diseñado, en el que depender de lo que se haga en un solo partido parece por demás injusto. Pero además, la FIFA tendrá que analizar la verdadera rentabilidad de una justa que, a final de cuentas, está preparada para que los campeones europeo y sudamericano se enfrenten en la final, hecho que ya sucedía en la antigua Copa Intercontinental. Una auténtica vacilada “para taparle el ojo al macho”, el invitar a equipos tan malitos –internacionalmente hablando- como los africanos, asiáticos, o el propio Pachuca, para que participen en partidos que –desgraciadamente- se convierten en relleno, y a nadie le importan.

Sígueme en Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s