Archivo de la etiqueta: Juegos Olímpicos

¿Cuál fue la primera medalla olímpica para México?

Por Luis Miguel Guerrero

La actuación de México en Juegos Olímpicos a lo largo de la historia ha sido discreta, sumando hasta antes de Tokio 2020 un total de 69 preseas (13 de oro, 24 de plata y 32 de bronce).

La primera medalla conseguida por México se remonta a la primera participación de atletas nacionales en Juegos Olímpicos, en 1900.

En aquel evento celebrado en París, el equipo mexicano de Polo, integrado por Eustaquio de Escandón, Manuel de Escandón, Pablo de Escandón y Guillermo Hayden Wright -señalado este último en algunos registros como estadounidense-, terminó empatado en tercer lugar con el Bagatelle Polo Club de París, a pesar de haber perdido su único partido 8-0 ante el BLO Polo Club Rugby.

Es necesario aclarar que en los primeros dos eventos olímpicos de la Era Moderna (Atenas y París), el concepto de representación nacional no estaba bien definido, y la mayoría de los atletas representaban a clubes, muchos de ellos multinacionales. Los cuatro elementos mexicanos no representaban a algún club en particular, y por ello el nombre de su equipo aparece en los registros como “México” o “Norteamérica”.

De igual forma, hasta antes de 1908 no se le daba medalla de oro al ganador. La mayoría de los triunfadores recibían trofeos o copas, aunque en algunos eventos la medalla de plata era concedida al primer lugar, mientras que la de bronce era asignada al segundo. 

El Comité Olímpico Internacional ha otorgado en retrospectiva oro, plata y bronce a los competidores que ganaron primero, segundo y tercer lugar en esa justa, para efectos estadísticos ajustados a las premiaciones actuales.

De tal manera, esa primera medalla olímpica para México fue concedida en carácter retrospectivo, ya que los cuatro competidores no recibieron trofeo alguno durante la justa parisina.

Twitter @luismiguelgp

NO TODO ES FÚTBOL 27/07/21

Por Luis Miguel Guerrero

MEDALLA DE COBRE – Sin importar las circunstancias, hay instantes en los que es mejor guardar silencio o por lo menos mostrar cierta diplomacia, enseñando de paso las buenas costumbres. Desgraciadamente, la clavadista y doble medallista olímpica, Paola Espinosa, olvidó lo anterior y publicó un polémico mensaje en Twitter, justo al terminar la prueba de clavados sincronizados en trampolín de 3 metros femenil de Tokio 2020, en la que la pareja mexicana integrada por Carolina Mendoza y Dolores Hernández finalizó en cuarto sitio.

“Hoy era mi turno en Tokio 2020, no hubo medalla para México, lamento que no nos hayan dejado pelear el podio junto a Melany Hernández, como dueñas de la plaza 3 metros sincronizados, medallistas mundiales y estar entre las ocho parejas mundiales, les dimos el diploma olímpico. Era tan viable”, se leía en el controvertido mensaje.

Aunque Paola señaló que el texto no iba en contra de ninguna atleta, mostró muy poca empatía con las compatriotas, que consiguieron un digno puesto en su presentación olímpica.

La señora Espinoza olvida dos cosas: primero, que aunque ella y Melany Hernández ganaron la plaza olímpica para México en el Mundial de 2019, aceptaron competir en un selectivo (llamado “Control Técnico”) en el que no les fue bien -quedaron últimas-, y en donde Carolina y Dolores demostraron ser las mejores. Y segundo, no recuerda Paola que en sus primeros Juegos Olímpicos (Atenas 2004) finalizó en quinto sitio en la misma prueba.

¿Cómo puede dar a entender que con ellas sí se hubiera conseguido medalla, si no fueron capaces de mostrar un nivel de presea en la prueba local? ¿Por qué aceptaron competir en ese control, si afirmaban ser dueñas de la plaza? ¿Acaso no era mejor “rebelarse” y acudir a las instancias correspondientes (nacionales e internacionales) para defender lo suyo, antes -no después- de ese control?

Las reacciones y las críticas en las redes para la sudcaliforniana no se hicieron esperar, al grado de que esta tuvo que borrar el desafortunado mensaje a las pocas horas de su publicación.

Espinosa tiene derecho a defender su postura, y eso no se le puede criticar. El punto negativo se lo lleva por denostar la actuación de sus colegas y por haberlo hecho justo al término de una competencia en la que si bien no hubo presea, se hizo un papel más que digno.

No era el momento, Paola.

Twitter @luismiguelgp