Juego Peligroso

CALLADITOS – El hermetismo de los clubes en la Liga de Ascenso da lugar a la especulación. Mucha de la “rumorología” en torno a fichajes se evitaría, si las directivas y los jugadores optaran por ser abiertos en sus intenciones. Se entiende que prefieren guardar silencio para no “entorpecer las negociaciones”, pero a final de cuentas, las disputas “por debajo del agua” se dan. Y si no me creen, chequen el caso de Sebastián Maz, de quien se rumoró llegaría al León, sin que exista hasta el momento una declaración oficial de la directiva esmeralda. Con o sin declaración, ahora se dice que el jugador está a punto de firmar para otro equipo. ¿Existió el acercamiento? ¿Existe aún la posibilidad? ¿Acaso no sería mejor que el propio jugador, y las  directivas interesadas –como en Estados Unidos- declararan sus intenciones? Lo más claro, es siempre lo mejor.

NO PASA NADA -Si alguien llegó a pensar en la posibilidad -luego de los eventos del fin de semana en Tijuana- de que los “Xolos” fueran desafiliados, la Federación Mexicana de Futbol, en voz de Enrique Bonilla, rápido salió a aclarar las cosas. Para la gente del organismo rector de nuestro balompié, el único dueño del club recién ascendido es Jorge Alberto Hank, hijo del propietario del Grupo “Caliente”. De tal forma, lo que a simple vista parecería lógico –es decir, que el dueño de la empresa propietaria del equipo, sea también el dueño del equipo en sí-, de acuerdo a la ley no lo es. Nada va a pasar con el Tijuana, salvo el hecho de que sí jugará en Primera División en el próximo torneo. Y tal parece que para la Federación, lo ocurrido con Irapuato y Querétaro en el 2004, es cosa del pasado.

DOLARIZA – El mundo de la CONCACAF es irónico. El domingo, un aficionado entrevistado antes del México-El Salvador declaró que se gastó aproximadamente 300 dólares para que él y su pareja pudieran ver el partido –es decir, unos 150 por persona-. Y cuando multiplicamos esa cantidad por los cerca de 100 mil espectadores que asistieron al “Cowboys Stadium” a ver el encuentro, nos damos una idea de la cantidad grosera de dinero que entra a las arcas de esta Confederación. No en balde los escándalos en torno a Jack Warner, Chuck Blazer y compañía, que durante años han vivido como reyes, gracias a lo que les da la CONCACAF. Insisto, irónico que uno de los organismos más ricos del futbol mundial, sea también el más pobre en cuanto al aspecto deportivo se refiere.

Escucha “De Primera”. Lunes a Viernes, 93.1 FM Y 1000 AM

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s