NO TODO ES FUTBOL (21/03/14)

BANDERA VERDE – En el arranque del campeonato de Fórmula Uno, el décimo sitio obtenido por Sergio Pérez el fin de semana pasado en Australia, puede ser un indicativo de la temporada que se viene para el mexicano: La constante lucha en cada carrera por sacar a su equipo de la mediocridad. “Checo” llegó a una escudería (Force India) que aunque joven, cuenta con un equipo de trabajo bien conformado y hambriento de triunfo, y con el suficiente capital para intentar obtener al menos un par de logros en el campeonato. El auto del tapatío, un VJMO7 con motor Mercedes Benz, hizo buenos tiempos en los ensayos a principios de año, y pudiera ser factor para que Pérez Mendoza mejore lo hecho en el 2013. Pero lo más importante radica en el propio “Checo”: Dice la gente cercana a él que notan a un Sergio más tranquilo, maduro y sereno; que seguramente aprendió de la amarga experiencia en McLaren, y también de sus errores personales. Los 49 puntos conseguidos el año pasado –a pesar de todos los problemas- nos hablan de la gran capacidad del joven mexicano. Lejos de los reflectores, y sin la responsabilidad de estar en una escudería importante, la aventura en Force India puede resultar en un gran año para “Checo”.
Sergio Pérez
PELOTA CARA – A escasos días del “playball” en la temporada de Grandes Ligas, demos un repaso al costo de los boletos para los partidos inaugurales en los diferentes estadios. El precio promedio de los boletos para los juegos que marcan el inicio del torneo sufre un aumento –dependiendo del estadio- desde un 50% hasta un 140%. No nos debe sorprender que el Fenway Park de Boston sea el recinto con los boletos más caros del beisbol profesional en Estados Unidos. De acuerdo con la revista Forbes, si usted quiere asistir al encuentro inaugural de los Medias Rojas en este 2014, tendrá que desembolsar un promedio de $368.32 dólares (unos $4800 pesos) para comprar un boleto. Los otros dos estadios con entradas más caras en promedio para un partido de inicio de temporada, son el Globe Life Ballpark de los Rangers de Texas ($258.06 dólares), y el Oriole Park de Baltimore ($224.57 dólares). Otros estadios tradicionales, como el Dodger Stadium ($215.71 dólares) y el Yankee Stadium ($211.73 dólares), aparecen entre los 10 más caros, pero sorpresivamente ocupan los lugares 6 y 7, respectivamente.
Insisto, nadie dijo que el beisbol era un deporte barato.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s