NO TODO ES FUTBOL 18/06/16

curryjames

EL DOMINGO HABRÁ CAMPEÓN – Contrario a lo que muchos creíamos, las finales de la NBA han resultado bastante parejas, y han sido una pelea de poder a poder entre dos grandes conjuntos. Y también contrario a lo que varios pensábamos, no ha habido una real batalla entre las dos figuras de estas escuadras, Stephen Curry y LeBron James.

Curry, aunque ha tenido buenos momentos en los triunfos de Golden State en esta serie, no ha sido el jugador que todos esperábamos. Los Warriors podrán ganar el campeonato, pero Curry no se va a graduar como la gran figura de la liga. Un jugador que solo brilla en los momentos buenos del equipo, y que desaparece en los difíciles, no puede alcanzar esa categoría. Eso lo sabía Bird, lo sabía Johnson, y lo sabía Jordan; ellos tenían la certeza de que cuando las cosas no resultan, hay que ponerse el overol y echarse al equipo a los hombros. Curry no lo sabe aún.

El que sí lo sabe es LeBron James. El alero de Cleveland ha hecho valer su categoría de ídolo, y ha motivado a sus compañeros para conseguir un heroico retorno de los Cavaliers en la serie. LeBron está consciente de que su condición de figura así lo obliga, y no ha quedado a deber. Es probable que a Cleveland no le alcance para llevarse el título el próximo domingo, pero sin lugar a dudas, James debería ser nombrado el Jugador Más Valioso de las finales, sea cual sea el resultado.

Independientemente del desempeño individual de estos dos grandes jugadores, este domingo nos espera un gran agarrón, y el inesperado séptimo juego de la serie arrojará a un campeón.

A fuerza de ser sinceros, es muy complicado predecir el resultado de este partido. Si bien es cierto que se jugará en el Oracle Arena, casa de los Warriors, el ánimo parece estar del lado de la escuadra de Cleveland. Los Cavs podrían hacer historia si consiguen el triunfo, ya que serían la primera escuadra en regresar de un 3-1 en la serie, en las finales de la NBA . La lógica nos dice que Golden State, bajo el cobijo de su afición, deberá alzarse con la victoria -el cuadro de Steve Kerr sigue siendo favorito en los momios-, pero nadie puede asegurarlo.

Lo que sí hay que agradecer, es la entrega y el buen básquetbol que estas dos quintetas han ofrecido en la duela, regalándonos una de las series finales más emocionante de los últimos años.

EL DATO – Se espera que el rating en Estados Unidos para el partido del domingo sea de 16.6, que lo convertiría en el más alto en la historia de las finales de la NBA. El récord actual le corresponde al juego 7 de la final Celtics-Lakers del 2010, que fue de 15.6.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s