¿Qué es el Ala Cerrada?

TE, Antonio Gates
El Tight End (TE) o Ala Cerrada, es una posición ofensiva opcional en el fútbol americano (hay formaciones ofensivas que no la incluyen).
El Ala Cerrada es el último hombre de la línea ofensiva, aunque estrictamente no forma parte de ella. Se considera una posición “híbrida”, ya que la función primordial del TE es la de bloquear a oponentes de la defensa, abriendo espacios para el corredor, pero también puede actuar como receptor para pases cortos.
Football-Formation-TE
Suelen ser los jugadores más altos del equipo, característica que los hace ligeramente más lentos que un receptor abierto. En la NFL, deben portar en su jersey números entre el 80 al 99, y si estos no están disponibles, del 41 al 49.
Algunos de los mejores alas cerradas en la historia de la NFL son: John Mackey (Baltimore Colts), Mike Ditka (Chicago Bears), Todd Christensen (Oakland Raiders), y Antonio Gates (San Diego Chargers).

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

NO TODO ES FUTBOL 31/01/14

EL SUPER DOMINGO – Previo al Super Bowl XLVIII de este domingo, las predicciones van y vienen, y los “expertos” surgen por todas partes dando sus opiniones. Pero independientemente de eso, todos estaremos de acuerdo en que veremos un buen juego en el MetLife Stadium de East Rutherford. No debemos esperar un partido demasiado espectacular: El choque entre Broncos y Seahawks será más bien cerrado. Los verdaderos conocedores dicen que “Las ofensivas llenan los estadios, las defensivas ganan los juegos, y los pateadores ganan los campeonatos”, y esta frase aplica perfectamente a lo que podremos ver este fin de semana.

PEYTON-MANNING
EL BOMBARDEO – La ofensiva de Denver –la mejor de la liga- es impresionante: Manning y sus muchachos promedian 457.3 yardas por juego, y 340.2 por aire en cada partido. Pero Peyton no está solo, las 188 yardas de Demaryius Thomas en post temporada, nos hacen ver por qué el receptor abierto egresado de Georgia Tech ha sido el perfecto complemento de Manning ¿Puede ganar Denver gracias a eso? La respuesta es sí.

Marshawn-Lynch-3
LA MURALLA – Pero no será tan sencillo para el equipo de John Fox. Aunque los reflectores en Seattle se los llevan el mariscal Russell Wilson y su corredor Marshawn Lynch, será en su línea defensiva en donde recaerá la responsabilidad de sacar el juego adelante. El safety Kam Chancellor, el linebacker Bobby Wagner, y el cornerback Richard Sherman (8 intercepciones en temporada regular) lideran a la mejor defensa (273.6 yardas por partido), y Manning difícilmente se librará de sus tacleadas e intercepciones durante el partido. El coach Pete Carroll habrá aprendido de las derrotas en temporada regular ante equipos explosivos –y similares a Denver- como San Francisco o Indianapolis, y seguramente ya habrá pensado en la fórmula para intentar nulificar el ataque de los Broncos. ¿Puede ganar Seattle en base a su defensa? La respuesta es afirmativa.

LA DEFINICIÓN – Por último, grábese bien estos dos nombres: Steven Hauschka y Matt Prater. Casi le puedo asegurar que los pateadores de Seattle y Denver, respectivamente, tendrán en sus pies la jugada que pueda definir al próximo campeón de la NFL.

Pronóstico: Gana Seattle por tres puntos.

Primero y Gol

Llegó el momento por el que todo aficionado al Futbol Americano espera durante todo un año, y este domingo presenciaremos la edición XLVI de una tradición iniciada en 1967. Han pasado 266 partidos desde el primer kickoff, y finalmente hemos arribado al partido que definirá al campeón de una de las mejores ligas deportivas del planeta. Gigantes de Nueva York y Patriotas de Nueva Inglaterra llegan al “Gran Juego” por diferentes rutas, pero con un nivel muy similar, lo cual nos hace pensar en un enfrentamiento muy parejo, y de pronóstico reservado. A continuación, brindo un breve análisis de lo que podemos esperar este domingo:

Coaches:
La experiencia en post temporada se inclina para el lado de Bill Belichick, quien es el noveno coach más ganador en la historia de la NFL, y que ha llevado a los Patriotas a cinco Super Tazones. A pesar de ello, el .578 de efectividad de Tom Coughlin con Nueva York (3-4 vs Patriotas), su histórico triunfo sobre Nueva Inglaterra en el Super Bowl del 2008, y la reciente victoria sobre los Pats, parecen nivelar las cosas.

Quarterbacks:
Aunque el buen momento parece ser de Eli Maning, no podemos pasar por alto toda la experiencia de un hombre que alcanzó su primer temporada de más de 5000 yardas (5235, con 39 anotaciones) en el 2011. Y a pesar de que Manning tuvo también un excelente desempeño, y terminó la temporada regular como el cuarto en la Liga con 4933 yardas, el buen trabajo de Brady parece quedar muy por encima de sus altibajos recientes en el emparrillado. No hay duda, individualmente, Tom luce como favorito para unirse a los legendarios Joe Montana y Terry Bradshaw, en la elite de los Quarterbacks que han ganado 4 anillos de Super Tazón.

Receptores y alas cerradas:
No le busquen, aquí estará el espectáculo. Mientras que los Gigantes tienen en Hakeem Nicks y en Víctor Cruz a una de las mejores parejas de la Liga en cuanto a recepciones –Nicks sumó 1192 yardas en temporada regular, mientras que el “Salsero” tuvo 82 recepciones y 1536 yardas-, los Patriotas, con Rob Gronkowski y Aaron Hernández poseen a una pareja de auténticos “monstruos” como alas cerradas (1.98 m mide Gronkowski, y 1.85 m mide Hernández), ambos con una presencia física difícil de contener para los contrarios. Basta con recordar que en la semana 9, este par de “angelitos” dañó a la defensiva neoyorquina -a pesar del triunfo de Gigantes- con 136 yardas y 2 anotaciones. Desafortunadamente para Patriotas, la posible ausencia de Gronkowski (90 recepciones, 1327 yardas, y 17 anotaciones en temporada regular) por lesión, podría afectar significativamente el ataque neoinglés, cosa que sabremos hasta antes de iniciar el partido.

Ataque terrestre:
Definitivamente, poco se debe esperar aquí. Ninguno de los dos equipos tiene un ataque por tierra destacado. Ni Brandon Jacobs o Ahmad Bradshaw, de Nueva York (1230 yardas entre los dos en la temporada regular); ni BenJarvus Green-Ellis, de Nueva Inglaterra (22 yardas en el último partido), harán más de lo normal, y simplemente se encargarán de mover el ovoide para desahogar la presión en los momentos en que sean requeridos.

Defensiva:
Dice un viejo refrán que “las defensivas ganan campeonatos”. Pero si tomamos en cuenta que este domingo se enfrentarán la defensiva 27 en temporada regular (Gigantes) contra la número 31 (Patriotas), el panorama no luce muy prometedor en ese aspecto. Sin embargo, y tras ver los más recientes partidos de los azules, podemos estar seguros que Justin Tuck, Jason Pierre-Paul y Osi Umenyora inclinarán la balanza a favor de Nueva York, en comparación a una defensiva –la de los Pats- que admitió 411.1 yardas en promedio por partido.

Equipos especiales:
Los pateadores también ganan campeonatos. En ese aspecto, ambos equipos tienen pateadores confiables. Mientras que Lawrence Tynes consiguió para los Gigantes 19 goles de campo en 24 intentos durante la temporada, Stephen Gostkowski tuvo un excelente 84.8 por ciento de efectividad a la hora de intentar los goles de campo para Patriotas. Ninguno de los dos equipos se destaca por devolver las patadas de despeje más allá de lo regular (Gigantes fue el equipo 20 en ese renglón, mientras que los Pats tuvieron un promedio de 21.4 yardas por devolución), así que es poco probable que veamos alguna jugada de ese tipo para el recuerdo.

Pronóstico: Gigantes 24-21 Patriotas