Archivo de la categoría: Tiros al Marco

TIROS AL MARCO

¡SI SE PUEDE! – Aunque viene lo más difícil, se vale soñar con este León. Después de la muestra de autoridad dada sobre el débil conjunto piedadense, la parte más importante del torneo –y tal vez de los últimos 8 años- se vivirá en los próximos días. No hay nada nuevo bajo el sol y las condiciones están dadas, los Verdes saben cómo juega el Necaxa, y los Rayos saben cómo se desenvuelve el equipo de Salgado. Lo que viene son dos partidos de intensidad plena, y cargados del nervio propio de una final, que por cierto, luce como la más pareja de los últimos años en la “División de Plata”.  La gente en León ha recuperado la ilusión, y olvidando los malos ratos de tiempos recientes, está nuevamente enchufada con su equipo.  El próximo miércoles en el “Victoria” nos espera el primer capítulo de lo que deseamos, sea una novela de cuatro episodios –y no de dos-. Insisto, se vale soñar con éste León.

LUZ Y SOMBRA – Los festejos y los cánticos en el Estadio León durante el partido del sábado de verdad pusieron la “piel de gallina” a quienes ahí estuvimos. Es impresionante ver la comunión entre la afición que se dio cita en el “Tres veces mundialista” y su equipo. La ausencia de banderas –que alguien me explique por qué- fue bien suplida con saltos, pañuelos y playeras que giraban de manera sincronizada.  Seguramente, en la final ante Necaxa del próximo sábado veremos algo igual o más espectacular. Lo que sí resultó exagerado, fueron los festejos de algunos aficionados en las vialidades al final del encuentro, y más si tomamos en cuenta que no se ganó nada. Cada quién es libre de celebrar cuando quiera y como quiera, pero quizá sería mejor idea guardar las celebraciones efusivas hasta que se consiga algo importante. Conste que es consejo, nada más.

PAREJITOS – Necaxa es un equipo por demás peligroso. No en balde es el actual campeón de la División, y junto con León, fueron los mejores conjuntos en los departamentos de goles anotados y recibidos, en la fase regular de este certamen. Además, no habrá que olvidar la dolorosa derrota (1-3) que el cuadro aguascalentense le propinó al León en la jornada siete. Con un esquema 5-3-2, Omar Arellano le ha sabido sacar provecho a esta escuadra durante todo el campeonato, y sus muchachos se entienden casi a la perfección. Y aunque para el partido de ida no contará con Everaldo Barbosa por suspensión, el “Tilón” Chávez es el motor del medio campo rojiblanco. Además, la dupla Sebastián Maz –que ya vacunó al León en una final- y Mauricio Romero –que tal vez ya aprendió a no caerse tanto al piso en partidos importantes- es por demás peligrosa. La desventaja para el cuadro necaxista, es que casi todos los atributos que he señalado –buena dirección técnica, entendimiento entre sus hombres, buen medio campo, dupla goleadora- también los tiene el León. Más parejo, imposible.

Sígueme en twitter @luismiguelgp

TIROS AL MARCO

EXCELENTE – Después de ver el soberbio desempeño verdiblanco en el “Juan N. López” ayer en tierras michoacanas,  queda claro que este León nos da para ilusionarnos.  Los pupilos de Salgado demostraron que, cuando se juega por “nota”, ni el buen estado anímico del contrario, ni los malos arbitrajes, ni las elevadas temperaturas, pueden influir en contra. Simple y sencillamente, no se le puede poner un solo “pero” al partido ofrecido por los Verdes, y queda claro que la de ayer fue su mejor actuación en todo el torneo. Ahora, y con la tranquilidad que ofrece un marcador como el traído de la ciudad rebocera, los jugadores esmeraldas deberán concluir la obra el próximo sábado. Eso sí, lo peor que puede hacer el conjunto leonés –y estoy seguro que no será el caso-, es ver al rival por debajo del hombro, y caer en un exceso de confianza. Los partidos hay que jugarlos, y las celebraciones vienen después de que estos concluyen.

LLENO SEGURO – Lo que sí es impresionante es la respuesta por parte de la afición leonesa para el primer partido de liguilla en casa. Los boletos se han estado vendiendo a muy buen ritmo en estos días, y es casi seguro que para el sábado queden muy pocas entradas disponibles. Vaya desde aquí un reconocimiento a la directiva verdiblanca, ya que el sistema implantado, en el que se da preferencia al que asistió al último partido del torneo regular, parece que está funcionando, y beneficia a los verdaderos seguidores esmeraldas. Lo que hemos visto, es apenas el comienzo, ya que de concretarse el triunfo global sobre La Piedad, podríamos tener en un lapso de menos dos semanas, dos finales. Entonces sí, veremos un auténtico mundo de gente en las taquillas del estadio.

BASURA – Verdaderamente lamentables resultan transmisiones como la originada ayer en tierras reboceras –y me refiero a la de televisión, la de radio no la escuché-. Con “comentaristas” parciales, tomas de televisión de auténtico tercer mundo, y narraciones deficientes, resultó todo un suplicio mirar dos partidos del León por la misma señal en menos de quince días. Afortunadamente, la buena actuación del conjunto esmeralda silenció los comentarios en contra, y lo que al principio eran ataques a través de los micrófonos, al final se convirtieron en halagos y reconocimiento a la calidad del plantel verdiblanco. Para regocijo de varios, la de ayer fue la última transmisión que veremos por parte de esa cadena en el torneo, ya que los equipos restantes no tienen contrato con la misma. En definitiva, como televidentes merecemos un “balón de oro” por aguantar más de 90 minutos esa clase de basura audiovisual.