NO TODO ES FUTBOL (10/06/16)

ali

ALI, UNA SEMANA DESPUÉS – Ha pasado una semana desde la muerte de Muhammad Alí, y las muestras de cariño y respeto hacia “El Más Grande” no dejan de surgir.

En lo personal, crecí admirándolo. Siempre pensé que su forma de moverse sobre el cuadrilátero, su ligereza de pies y manos -la cual nos hacía olvidar que era un peso completo-, lo ponían en otro nivel.

Pero lo que más admiraba de Alí, era su forma de expresarse. Su fanfarronería y soberbia, que tanto agradaban a la prensa de su país, y que al mismo tiempo molestaban a muchos aficionados, no eran más que el reflejo de alguien que cumple lo que dice. Y también eran la forma ideal para llamar la atención. Eran pues, el medio correcto para poder transmitir sus ideales.

Las nuevas generaciones, que solo vieron a un hombre viejo y frágil, derrotado por el Parkinson, no conocieron al verdadero Muhammad Alí. El real Alí fue un portento de atleta, un tipo que supo utilizar su cerebro igual o mejor que sus músculos, y que por encima de todo, supo llegar a las masas.

Sus mensajes trascendieron al mundo del deporte, y lo convirtieron en líder social. Un líder a cuyo funeral este viernes, se espera asistan dignatarios, deportistas, gente del espectáculo, y miles de aficionados de todo el orbe. Ese era Alí.

El legado de Muhammad Alí va más allá de lo hecho sobre los cuadriláteros, en donde ya de por sí fue un fenómeno. Su verdadera herencia es la lucha que encabezó por la dignidad y los derechos humanos de las personas afroamericanas en su país. Nieto de un esclavo, Cassius Clay sufrió en carne propia –antes de ser famoso- las vejaciones y desprecio de la gente blanca; y tras conseguir sus victorias sobre los encordados, no se olvidó de ello.

Alí será recordado no solo por sus formidables batallas contra Sonny Liston, Floyd Patterson, Joe Frazier, y George Foreman; también será remembrado por haberse rebelado al sistema, y por abanderar la causa del trato igualitario, no solo para los atletas de raza negra, sino para todos los estadounidenses que eran considerados gente de segunda clase.

Descanse en paz, Muhammad Alí.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s