NO TODO ES FÚTBOL 03/02/18

EL EVENTO ESPERADO – Este domingo, Patriotas de Nueva Inglaterra y Águilas de Philadelphia se verán las caras en el campo del U.S. Bank Stadium para definir al nuevo monarca de la NFL. Y debido a una serie de factores, la edición LII del Súper Bowl puede resultar más interesante de lo que originalmente se hubiera pensado. Si uno se pone a ver los momios en las casas de apuestas, está claro que el favorito es Nueva Inglaterra con 5 1/2 puntos de ventaja sobre Philadelphia.

Pero hay mucho más para analizar que una simple tendencia apostadora. Para empezar, en Minneapolis tendremos un interesante duelo de ofensivas, con un Tom Brady letal por aire, y un Nick Foles que seguramente echará mano del buen ataque terrestre de su equipo. Estas características nos hacen pensar que tendremos un emocionante encuentro.

¿Por qué puede ganar Nueva Inglaterra?

Detener el ataque aéreo de los Pats parece una labor complicada para cualquier defensiva de la liga -los Jaguares pudieron por momentos en la final de Conferencia, pero el esfuerzo de su secundaria no alcanzó- y no parece que las Águilas puedan hacerlo, ya que no tienen el talento atrás para detener los envíos de Brady.

Pero además de la experiencia del equipo y del factor Bellichik, la defensiva de Nueva Inglaterra viene actuando de manera consistente, sumando ya 11 capturas en los playoffs. Los reflectores se van con Brady, pero Malcolm Butler, Patrick Chung y Trey Flowers son hombres importantes a la hora de defender. Con toda seguridad, la línea defensiva actuará de forma agresiva desde el inicio del partido, tratando de presionar a Foles.

Con equilibrio entre su ataque y su defensa, estos Pats ya no son la máquina letal de otras temporadas, pero aún así siguen siendo el mejor equipo de la década.

¿Por qué puede ganar Phildelphia?

Nick Foles y su ataque han lucido contra buenas defensivas en los últimos dos partidos. Pero no solo eso: la defensa de las Águilas borró del mapa a los Vikingos comportándose a la altura de un verdadero campeón de Conferencia. Esta línea, encabezada por Malcolm Jenkins y Chris Long, ha mantenido a raya a los quarterbacks rivales durante prácticamente toda la campaña, y ha permitido en promedio solo 79 yardas terrestres por partido en la post temporada.

Pero si las Águilas aspiran al triunfo, una de las principales estrategias del coach Doug Pederson será tratar de correr constantemente el balón, manteniendo así a Brady fuera del campo el mayor tiempo posible. Philadelphia debe ofrecer un partido casi perfecto, y si sabe aprovechar las fallas de su rival, podría convertirse en una de las grandes sorpresas en la historia de los Súper Bowls

Predicción

Nueva Inglaterra 24-21 Philadelphia

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s