La derrota del León ante Chivas en cinco puntos

1.- Se acabó la bendita racha ganadora del León, y esto puede ser un parteaguas en el destino de la escuadra verdiblanca en el certamen: o sirve para quitarse la presión mediática y el equipo sigue jugando como hasta antes de la derrota, o significa la revelación de la fórmula para vencer a la escuadra con mejor futbol en el torneo. Y es que así le van a jugar al León en la liguilla: los rivales han visto que poniendo el camión atrás, haciendo presión en determinados momentos del partido, y jugando a destruir su buen toque, se puede herir a La Fiera. Le corresponde a Ambriz y a sus pupilos encontrar pronto el antídoto para esto.

2.- El derrotado siempre busca culpar a alguien por su desventura e incapacidad -¡Saludos, “Piojo” Herrera!-, y es común convertir al árbitro en villano. Pero actuaciones tan nefastas como las de Alejandro Funk simplemente no pueden ignorarse. Con el marcador empatado a ceros, el central deja de marcar un claro penal en favor del León, mismo que pudo haber cambiado el rumbo del partido. Tibio, localista y perdonando tarjetas, Funk desafortunadamente terminó pesando en el destino del cotejo.

3.- Independientemente de todo, el León dio su peor partido del torneo ante un rival con más corazón que buen futbol. Los verdes cuando pudieron no quisieron, y cuando quisieron ya no pudieron. La delantera esmeralda fue incapaz de abrir el ostión tapatío, y un par de pifias defensivas abrieron la puerta para la victoria rojiblanca. Cierto, todos en el León corrieron, se esforzaron e intentaron al frente, pero se olvidaron del buen juego que los puso en donde están. Así de simple. En lo personal, odio la frase “es una llamada de atención a tiempo”, pero como pocas veces esta embona a la perfección.

4.- Una de las pocas cosas rescatables de la derrota esmeralda es el gol de José Juan Macías ante su ex equipo. El delantero confirma su buena campaña y se consolida como el mejor goleador mexicano del certamen. Cierto, será difícil que “JJ” sea adquirido por la directiva esmeralda, pero vale la pena disfrutar su estancia con los verdes. Ante la gris actuación de la delantera leonesa ante la escuadra tapatía, Macías sacó la casta y nos emocionó por un instante en un partido bastante complicado.

5.- Imposible dejar de mencionar los festejos de Tomás Boy y su vocación de payaso. El técnico de Chivas es un mal ganador y un fantoche de primera, y con la victoria ante León busca salvar su pobre actuación como bombero de segunda al frente del Rebaño. Tal vez menos importante, pero los pitos también van para Alan Pulido, cuya forma poco ortodoxa de cobrar el penal pudiera interpretarse como una burla al rival. Ojo, Chivas ganó bien, y vencer al superlíder cuando se tiene un torneo tan malo, siempre es digno de aplaudir. Vale la pena festejar un triunfo así cuando se está eliminado y ya no hay nada más que hacer.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s