Archivo de la etiqueta: Chivas

JUEGO PELIGROSO 10/02/21

Por Luis Miguel Guerrero

“La rivalidad es una cosa buena para los mortales.” -Hesíodo

¿SOLO TRES PUNTOS? – De acuerdo a la definición, un clásico o derbi es un enfrentamiento entre equipos con una notable rivalidad deportiva. Cualquier club que se precie de ser grande o de poseer riqueza histórica necesita tener una rivalidad con uno o varios equipos. Es parte de la esencia del fútbol.

En el caso particular del Club León, este ha tenido a lo largo de su basta historia apasionantes rivalidades con diferentes instituciones. Indudablemente, sus pleitos más acérrimos han sido contra el Irapuato y el Unión de Curtidores, escuadras con las que se solía tener buenos agarrones y en donde la pasión se  transmitía a las tribunas, con sus aficionados terminando de no muy buena manera.

Pero, minimizada por los seguidores tapatíos y enterrada en el olvido por la prensa nacional, existe para el León una rivalidad histórica con otro equipo -uno de los llamados “dos grandes de México-, el Guadalajara

La pugna entre La Fiera y las Chivas se remonta a finales de la década de los cuarenta y principios de los cincuenta, cuando los seguidores de ambos conjuntos se daban hasta “con la cubeta” cada que estos se enfrentaban, y los jugadores de las dos instituciones no se querían ni tantito. La cercanía geográfica de ambas urbes y la enemistad histórica entre guanajuatenses y jaliscienses, acrecentaban el odio deportivo entre un equipo -en ese momento ganador- como el León, y otro como Chivas, que pocos años después, y con su seguidilla de títulos por casi una década, se convirtió en el más popular del país. El duelo León-Chivas fue tal vez el primer clásico regional del fútbol mexicano, aunque -insisto- los seguidores rojiblancos se empeñen en negarlo en la actualidad, en una total ignorancia de su propia historia.

Con el paso del tiempo, la popularidad ganada por el Guadalajara y el tobogán en que cayó el León en lo deportivo y administrativo, colocaron a las Chivas en otro nivel, y sus rivalidades se enfocaron únicamente con el América, en lo nacional, y con el Atlas, en lo local. Olvidado y ninguneado, el duelo con los leoneses quedó como parte de un pasado lejano.

Pero -para sorpresa de muchos- el antagonismo entre leoneses y tapatíos en las últimas temporadas ha sido despertado por dos factores: primero, Chivas le ha hecho varias “maldades” al León en tiempos recientes, quitándole un campeonato de Copa, y rompiendo dos importantes rachas de victorias esmeraldas. El otro factor es la disputa por el término “Campeonísimo”, del que ya hablaremos en otra oportunidad.

Unión de Curtidores ya no existe, y el Irapuato navega en el limbo de las divisiones inferiores. La Fiera ya no tiene “clásicos” por disputar, y por tal razón, es un buen momento para que la institución esmeralda empiece a tomar en serio el duelo deportivo con los tapatíos. Aficionados y prensa leoneses conocen del tema, pero al parecer los jugadores verdiblancos no.

Tibias fueron las palabras de Joel Campbell antes del juego más reciente ante las Chivas: “En el futbol si le ganas al Guadalajara o le ganas a un equipo como Morelia en su tiempo, van a dar tres puntos igual, al final nos jugamos tres puntos”. Campbell y cualquier profesional saben que esa aseveración no es cierta, y ellos mismos lo corroboran cuando son contratados por un club como América o Chivas, afirmando inmediatamente “que llegan a un equipo importante”. ¿En verdad son solo tres puntos, Joel? 

La forma en cómo el León fue derrotado ante los rojiblancos el lunes pasado, y la molestia que esta ocasionó entre muchos aficionados esmeraldas, es una clara muestra de que el duelo ante el Chiverío significa algo más que “solo tres puntos” para los leoneses. Por la rica historia verdiblanca y por la importancia -hay que reconocerlo- del rival, nunca más se debe admitir una declaración tan gris como la de Campbell, y más aún, nunca más se debe mostrar una tibieza en la cancha ante Guadalajara como la del último partido.

El León necesita un clásico, y ha tenido este frente a sus narices todo el tiempo. No se trata de forzar ni “inventar” nada, ni de promover la violencia: la historia y los resultados en la cancha ahí están como base, y solo se trata de revivir de forma efectiva un duelo que tiene todos los ingredientes para ser un éxito en lo deportivo y en lo mercadológico

TIRO LIBRE DIRECTO: A propósito del próximo juego ante Xolos, muchos en Tijuana se empeñan en ver el duelo ante La Fiera como un clásico, y acá en León -en una actitud muy similar a la que criticamos de los aficionados chivas- nos empeñamos en minimizar y negar. Insisto, La Fiera necesita clásicos ¿Por qué no dar una oportunidad para que la rivalidad ante Xolos crezca?

Twitter @luismiguelgp

La derrota del León ante Chivas en cinco puntos

Por Luis Miguel Guerrero

1.- En la jornada inaugural ante Tigres, la mala actuación esmeralda tuvo como justificación el poco tiempo para trabajar y los cambios en la alineación. Pero contra Chivas, ante quienes se jugó con lo mejor que se tiene, simplemente no hay forma de justificar el pobre desempeño de los Verdes. La ironía de la derrota leonesa es que al Guadalajara, sin hacer presión alta constante como otros visitantes, simplemente le bastó jugar con orden atrás, aprovechando los espacios de la defensiva esmeralda. No se requirió más para herir a La Fiera.

2.- La media cancha leonesa no termina de funcionar, y lo de San Luis fue un espejismo de cuarenta y cinco minutos. Demasiados toques laterales e improductivos, tratando de atraer a un rival que nunca se tragó el anzuelo. Mena está pasando de noche y Meneses es intermitente. Toda la responsabilidad recae en un “Chapo” Montes que termina desesperado ante la falta de asociación con sus compañeros de zona. El “Chapito”, molido a patadas en la primera mitad, se siente desprotegido por Iván Rodríguez, que está lejos del nivel mostrado en aquel Clausura 2019. Clara muestra es la tibieza enseñada ante el disparo de Sánchez en el primer gol tapatío. Es como si al canterano leonés le hubiera hecho daño el apodito que algún gracioso le inventó.

3.- Se puede entender que uno o dos jugadores tengan una mala noche y no aparezcan, pero cuando tres o cuatro pasan desapercibidos, algo malo sucede. El “Avión” Ramírez, Ángel Mena y Víctor Dávila corrieron, se esforzaron y trataron, pero sencillamente no pesaron. Solo se salva Joel Campbell, y en menor medida Jean Meneses. El ataque leonés no existió, y sus escasos embates fueron oportunamente contenidos por el arquero Gudiño. Más de un elemento leonés comienza a dar signos de “campeonitis”, aunque se empeñen en negar esta condición. Al respecto, habrá que esperar alguna declaración de Emmanuel Gigliotti, por aquello de que es bueno dando diagnósticos médicos.

4.- Ante Chivas, la defensiva leonesa fue una auténtica pachanga, y terminó derrumbándose tras la expulsión de Tesillo. La zaga esmeralda siempre lució descontrolada en los contragolpes tapatíos, dejando la impresión de que pudo haber hecho algo más en al menos dos de los goles visitantes. Llama la atención el hecho de qué ni Ambriz ni sus zagueros hayan ajustado ante un ataque rojiblanco que desde el primer tiempo daba visos de su intenciones contragolpistas.

5.- El arbitraje de Fernando Guerrero fue nefasto. El central permitió el juego ríspido e ignoró un par de faltas en el área tapatía que bien pudieron señalarse como penales. La “cereza” de su mala actuación fue la injusta expulsión de William Tesillo, al que echó de la cancha por un contacto producto de la inercia de la jugada. Lo de Guerrero no fue un factor que pesara de manera directa en el resultado, pero su pobre desempeño no puede ignorarse.

Twitter @luismiguelgp