Archivo de la categoría: ¿Sabías que…

¿Qué es el porcentaje de bateo?

El porcentaje de bateo (también conocido como promedio de bateo) es una estadística en el deporte del Béisbol, utilizada para conocer el desempeño de un bateador durante un determinado lapso de tiempo.

Es representado por las abreviaturas AVG o BA.

Este se obtiene dividiendo el número de hits entre el número de turnos al bate, y está plasmado en la fórmula AVG = H / AB.

No se representa en forma de porcentaje, sino con el número decimal equivalente a la fracción obtenida de la fórmula, el cual tradicionalmente se lee sin mencionar el punto: De un bateador con un promedio de .252 se dirá que “batea para 252”.

Esta estadística en el Béisbol fue utilizada por primera vez por el inglés Henry Chadwick, a finales del siglo 19, inspirado en el cálculo que se hacía en el deporte del Cricket.

En el béisbol moderno, un bateador con promedio superior a .300 es considerado excelente, mientras que alguien que batea por debajo de .180 es calificado como pobre en su desempeño.

El legendario Ty Cobb tiene el récord del porcentaje de bateo más alto de por vida, con .366. Desde 1941, el porcentaje más alto en una temporada pertenece a Tony Gwyn, de los Padres de San Diego, con .394 en el año 1994.

El tee en el Fútbol Americano y su evolución

En el Fútbol Americano, el “tee” es una base de goma o plástico, a menudo con puntas y/o bordes alrededor de un hundimiento o depresión interna.

Este aditamento sirve para separar la bola del suelo cuando se va a realizar una patada de kickoff (aunque en algunas ligas colegiales se permite su uso para las patadas de gol de campo y punto extra).

En la NFL y la NCAA, el tee no debe elevar el extremo más bajo de la bola a más de una pulgada sobre el suelo.

kickoff

Hasta antes de 1948, los pateadores requerían de un compañero que les sostuviera el ovoide para realizar la patada de kickoff. Si tenían la oportunidad y la bola se mantenía en su posición, podían construir un tee utilizando tierra, lo cual era permitido por el reglamento.

En 1938, las reglas establecieron que los tees de tierra no podían exceder las tres pulgadas.

Finalmente, el reglamento se modificó en el ya mencionado 1948, cuando permitió al pateador utilizar un tee artificial.

Según los registros, Arda Bowser, miembro de los campeones Bulldogs de Canton de 1922, fue el primer jugador profesional en usar un tee, mientras jugaba en Cleveland en 1923.

Twitter @luismiguelgp