El empate del León en la ida ante Morelia en cinco puntos

1.- En Morelia quedó evidenciado lo que tanto se señaló durante el torneo: el León no sabe defender. De poco sirvió la ventaja tempranera ante Monarcas; las pifias defensivas y la tibieza de algunos jugadores en determinadas jugadas, permitieron que un equipo que suele ser ofensivo en casa alcanzara en el marcador tres veces. Con pocos días para ajustar, los Verdes deberán jugar por nota en su parte baja en la vuelta, o el conjunto michoacano se podría salir con la suya el próximo sábado.

2.- La capacidad ofensiva de La Fiera quedó de manifiesto en el Morelos, y da cierta tranquilidad pensando en el partido de vuelta. Mostrando diferentes opciones con Mena, Macías, Ramos, y hasta Navarro, el equipo de Nacho Ambriz enseñó su poderío ante el marco defendido pos Sosa. Desgraciadamente, la ofensiva leonesa perdonó en un par de ocasiones, y dejó pasar la oportunidad de definir la serie en la casa de los morelianos.

3.- El juego ríspido de Monarcas y de su técnico Pablo Guede, no solo ensució el partido, sino que resultó muy costoso para el León con la lesión de José Juan Macías. Muy al estilo sudamericano, el entrenador hispano-argentino sabe que jugando al filo del reglamento se merma a una escuadra que trata bien la pelota, como el León. La expulsión de Gabriel Achilier, y la lesión que le produce a “J.J.” son clara muestra de lo anterior.

4.- Hay que destacar la buena labor la noche de este miércoles de elementos esmeraldas como Jean Meneses en el medio campo; Fernando Navarro convertido en un “todo terreno”; y Leo Ramos, quien cumplió sustituyendo al lesionado Macías. Caso contrario, Herrera y Tesillo se mostraron titubeantes en la central, mientras que Iván Ochoa sigue sin trascender en la media. La puerta se abre para que veamos a Ramiro González y Pedro Aquino en el juego de vuelta.

5.- Sin personalidad, lejos de la acción y timorato al momento de marcar, el silbante José Alfredo Peñaloza perjudicó a ambos equipos. En los juegos de liguilla, designar a un árbitro con capacidad es de suma importancia, y la liga se equivoca al enviar a un elemento con poca actividad en estas instancias en los últimos años.

FUERA DE LUGAR: Aunque bien intencionado, el protocolo para tratar de erradicar el grito homofóbico tendría que ser revisado. La semana pasada en Tijuana, en el duelo Xolos-León, la afición local intencionalmente abusó de este para fastidiar y detener el partido. Ahora en el Morelos, y faltando 2 minutos para cumplir el tiempo reglamentario, el equipo local recibe este “premio” de su afición: prácticamente un “tiempo extra” de 12 minutos que le dio la oportunidad de empatar. Ojo, queda un antecedente y un mal ejemplo para que otras aficiones, en casos similares, hagan lo mismo.

Twitter @luismiguelgp

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s