La derrota del León ante Puebla en cinco puntos

1.- Justo cuando pensábamos que las cosas no podían estar peor para los Verdes, los propios jugadores y su entrenador nos demuestran que se siempre se puede caer más bajo. La derrota ante Puebla no solo es dolorosa, es el claro reflejo del mal momento que vive el campeón. No solo es la manera tan absurda en como se dejan ir tres puntos: es la falta de convicción de varios elementos esmeraldas; es el mal estado físico y la incapacidad de recobrar el buen fútbol que se tenía hace apenas unas semanas; y son las malas decisiones del director técnico. Cuando todo esto se conjunta, el resultado es un equipo sumido en una grave crisis deportiva.

2.- El principal villano en la derrota leonesa es Ignacio Ambriz. Como él mismo lo reconoció tras el encuentro, tomó malas decisiones al realizar cambios que no funcionaron. Nacho ordena la salida de Navarro para ingresar a un Yairo Moreno que está en su peor versión desde que llegó a México. La entrada de Iván Rodríguez marcó el destino del encuentro, pues el desencanchado contención comete un penal de forma absurda. Ambriz sabe que el margen de error se termina, y cada vez tiene menos tiempo para volver hacer funcionar esta nave.

3.- Ante la escuadra de La Franja, el León mostró de inicio una ligera mejoría, presionando la salida del rival e intentando generar llegadas sobre el arco de Antony Silva. Pero la mejoría se fue diluyendo conforme avanzaron los minutos. El principal problema de La Fiera sigue siendo su nula capacidad para definir ante la puerta rival. Ángel Mena perdona una oportunidad increíble con el marco abierto, y los escasos disparos leoneses fueron bien contenidos por el portero visitante. Y aunque la anotación conseguida desde los once pasos parecía conducir a la victoria esmeralda, la escasez de oportunidades, combinada con las pifias, terminaron pesando en el resultado final

4.- La falta de anotaciones pone en evidencia un grave detalle: el León también se defiende mal. Mientras el equipo esmeralda vivió sus momentos de ensueño en los torneos anteriores, estas deficiencias defensivas no eran tan notorias, porque a final de cuentas, se resolvían los partidos en base a goles y a un futbol propositivo y vistoso. Pero cuando las cosas no funcionan al frente, no hay manera de compensar los errores cometidos en el cuadro bajo. La terrible desconcentración de Rodríguez al cometer el penal en favor del Puebla, pero más aún, la mala marcación en el segundo gol camotero, son claros ejemplos de lo anterior. Los defensores leoneses sufren en jugadas a balón parado, y suelen estar mal parados en los contragolpes rivales. Para colmo de males, enseñaron muy poco oficio al jugar bajo presión, tratando de soportar los embates poblanos al final del partido. El gol del “Fideo” Álvarez corrobora esta aseveración.

5.- En la parte positiva, la ausencia de Montes fue más llevadera ante la responsabilidad asumida por Fernando Navarro y Jean Meneses en la mitad del campo. Desafortunadamente, el aporte de ambos no fue suficiente para aumentar el volumen de llegadas al frente. La labor de Santiago Colombatto fue aceptable, y el argentino enseñó buenas hechuras, incluso al asumir labores en la contención. Sin lugar a dudas, la salida de Navarro, luego de hacerse acreedor a un cartón amarillo de forma absurda, terminó pesando en el desempeño del medio campo leonés.

Twitter luismiguelgp

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s