¿Por qué se llaman Colorado Rockies?

rockies
Pocos equipos en el deporte profesional estadounidense tienen un nombre que guarda estrecha relación con la ciudad en la que juegan. Ese es el caso de los Colorado Rockies.

Esta franquicia fue otorgada por Grandes Ligas en 1991 a un grupo empresarial de Denver, encabezado por John Antonucci y Michel I. Monus. Esa área del estado de Colorado había buscado durante mucho tiempo tener un equipo profesional en la “Gran Carpa”, e incluso se intentó comprar -sin mucho éxito- a los Piratas de Pittsburgh en 1985, tras el escándalo de consumo de cocaína de varios peloteros de ese equipo.

Cuando finalmente obtienen la franquicia, los propietarios inmediatamente pensaron en el nombre “Rockies” en honor a las Montañas Rocallosas (Rocky Mountains), las cuales son uno de los grandes atractivos naturales de Estados Unidos y se encuentran cercanas a la ciudad de Denver.

En un principio el nombre “Rockies” no fue bien aceptado por los aficionados de Denver, ya que un equipo de la NHL con ese nombre había tenido su sede -con un pésimo desempeño- en esa urbe de 1976 a 1982. Según palabras de John Antonucci, se bautizó así a la novena porque “sentíamos que el nombre de las Montañas Rocallosas podría ser uno de los más poderosos en todos los deportes profesionales”.

Los Rockies han sido campeones en una ocasión de la la Liga Nacional (2007), perdiendo la Serie Mundial de ese año ante los Red Sox de Boston.

Twitter @luismiguelgp

Anuncios

¿Por qué se llama “Roland Garros” el Abierto de tenis francés?

garros
El torneo de Grand Slam celebrado cada año en Francia es conocido comúnmente como “Roland Garros”.

Roland Georges Garros (1888-1918) fue un piloto aviador francés en la Primera Guerra Mundial, famoso por combatir a los aviones alemanes en el nacimiento de ese tipo de batallas, allá por la segunda década del siglo pasado. Para los franceses, Garros es uno de los grandes héroes de esa guerra.garros1

Tras el triunfo galo sobre Estados Unidos en la Copa Davis de 1927, se quiso construir un nuevo recinto, y el Stade de France ofreció tres hectáreas de terreno con la condición de que el nuevo estadio llevara el nombre del héroe de guerra.

El Stade de Roland Garros fue inaugurado en 1928, y albergó como primer evento la Copa Davis. En ese mismo año, el “Internationaux de France de tennis” (nombre oficial del Abierto Francés) comenzó a jugarse en esa sede.

Con el paso tiempo, el abierto galo fue conocido internacionalmente solo por el nombre del estadio.

¿Por qué se le llama “Fútbol Americano”?

americanf

Hacia la mitad del siglo XIX, existían muchos estilos de fútbol jugados en Gran Bretaña y en otras partes con dominio o influencia inglesa, como Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos.

Todos esos estilos eran llamados “Fútbol”, aunque en algunos se permitía el uso de las manos para atrapar y conducir el balón. Dicho término era usado más por costumbre, ya que se remontaba a cientos de años atrás.

Fue hasta 1863 cuando los dos estilos de fútbol (con y sin uso de manos) se organizaron como deportes distintos en el Reino Unido. Poco después de este hecho, el “fútbol” jugado en Estados Unidos comenzó a desarrollarse en ciertas universidades de élite. Al principio, esos partidos eran jugados bajo el reglamento del Fútbol Asociación (soccer). Algunos historiadores señalan a la Universidad de Harvard como la institución en donde se desarrolló el estilo llamado “Boston Game”, que incorporaba ideas tanto del Rugby como del Fútbol Asociación.

Eventualmente, el Rugby tuvo más influencia en el desarrollo del Boston Game. En 1873, representantes de Princeton, Harvard, Yale y Columbia, se reunieron para definir las primeras reglas que crearon un deporte americano totalmente diferente al Rugby y al Soccer. El reglamento que dio forma final al Fútbol Americano quedó definido por Walter Camp -jugador de Yale-, en 1880.

Y aunque esa versión definitiva del Fútbol Americano se derivó casi directamente del Rugby, se le llamó “Fútbol” -y no “Rugby Americano”- por aquella vieja costumbre en el Reino Unido de llamar así a todos los estilos, sin importar que se jugaran o no con la mano.