El empate del León ante Pumas en cinco puntos

Por Luis Miguel Guerrero

1.- Es una realidad que el León necesita mejorar con urgencia en su cuadro bajo, y que requiere muchísimos ajustes en las labores de recuperación. Pero cuando un equipo ofrece una reacción como la de la Fiera ante Pumas, compensando las fallas tácticas con entrega y corazón, el aficionado olvida por un instante esos defectos. Y por lo menos en sus dos primeros compromisos, la versión Apertura 2022 del León ha dejado en claro que no va a dar un partido por perdido. Paiva lo dijo en su discurso, y de a poco lo está demostrando en la cancha: su equipo será vertical y buscará agradar a la tribuna. Los Verdes, jugando casi todo el encuentro con un hombre menos, fueron capaces de rescatar un punto, y de forma espectacular le quitaron el triunfo a unos Pumas sobrados, que parecían tener sentenciado el resultado. Insisto, hay mucho por corregir, y lo hecho por La Fiera no fue sino maquillar a base de empuje y goles un pésimo partido en sector defensivo, pero la emotiva reacción también debe disfrutarse.

2.- El partido fue complicado para los Verdes desde un inicio. El rigorista penal marcado por Jesús López, y la expulsión de Osvaldo Rodríguez al 20’, parecían una losa muy pesada. La defensa leonesa sigue siendo un desorden, y a Renato Paiva le va a costar muchas horas de trabajo corregir el desastre dejado en ese sector por su antecesor. La zaga leonesa extraña no solo a William Tesillo, sino también a Andrés Mosquera, que a pesar de sus pifias era un elemento polifuncional, que solía resolver apuraciones en esa zona del campo. Sin la presencia de un lateral izquierdo natural tras la expulsión, y con Byron Castillo mostrando irregularidad en el otro costado, Barreiro y Bellón batallaron en la central durante todo el primer tiempo, tratando de frenar los embates de Dinenno y Del Prete. La defensiva esmeralda pareció mejorar un poco en la parte complementaria, pero aún así pasó un par de sustos, que no pasaron a mayores gracias la suerte y a las intervenciones de Rodolfo Cota.

3.- Señalamos los defectos de la zaga esmeralda, pero el medio campo leonés tampoco está a un buen nivel. A diferencia de su actuación ante San Luis, Yairo Moreno no pesó, y tuvo que sacrificarse en labores defensivas por el sector izquierdo, no cumpliendo de forma satisfactoria con esa encomienda. El segundo gol universitario cae debido a la mala marcación del colombiano en el área leonesa. Desafortunadamente, el León extraña a Santiago Colombatto, quien está viendo los partidos por tele, esperando ser enviado a Portugal. A Iván Rodríguez, errático, perdiendo balones y lejos del nivel que lo llevó a la Selección, le está quedando grande la responsabilidad de ser el líder de ese sector, y pide a gritos ser enviado a la banca. Fidel Ambriz, quien ingresó por el sacrificado Federico Martínez, tampoco tuvo un buena actuación. En la recta final del encuentro, el ingreso de Luis Montes sirvió para darle pausa al medio campo, y su presencia, ocupando el lugar de Rodríguez, inmediatamente se notó. 

4.- Lo mejor del partido fueron los goles leoneses, y en particular la actuación de Lucas Di Yorio en la segunda mitad. El joven argentino, quien ya suma tres anotaciones en el incipiente torneo, parece haber caído con el pie derecho en León, y muestra no solo puntería y capacidad de definición, sino también velocidad y dotes técnicas en la conducción. Falta mucho para poder afirmarlo, pero pareciera que la directiva esmeralda finalmente encontró el “killer” que durante años ha buscado. Igual de plausible es la actuación de Joel Campbell, que además de regalar un golazo, parece encajar en el sistema de Paiva. Víctor Dávila, al ya no ser el hombre central en el ataque, ha dejado de notarse, pero su labor -más de volanteo- sigue siendo importante. Con cinco goles en dos partidos, La Fiera deja en claro que tiene vocación para ir al frente, mostrando además contundencia, característica que había perdido en su versión anterior.

5.- El arbitraje del joven Jesús Rafael López fue gris. Cortó una llegada clara de los Verdes, marcando un fuera de lugar inexistente, y señaló un penalti rigorista en contra del León apenas al minuto 4, y aunque la expulsión de Osvaldo Rodríguez estuvo bien sancionada, permitió el juego brusco en buena parte del encuentro. Las seis tarjetas amarillas y la tarjeta roja sacadas son el resultado de lo anterior. La mala actuación del central terminó por no pesar del todo, gracias a la bravía reacción leonesa en la parte complementaria.

Twitter @luismiguelgp

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s