Archivo de la etiqueta: Clausura 2018

EL EMPATE DEL LEÓN ANTE TIJUANA, EN CINCO PUNTOS

1.- Este cuento se acabó. Con la serie de factores acumulados durante la temporada y la mala dirección técnica, era difícil pensar que el equipo esmeralda se colara a la liguilla -aún cuando matemáticamente podía hacerlo-. Y si bien es cierto que los verdes mejoraron en los últimos encuentros, dicha mejoría fue insuficiente para mostrarse sólidos ante un Tijuana que luce más conjuntado y con una mejor idea futbolística. Pan con lo mismo: ante la falta de contundencia y la buena actuación del arquero Lajud este sábado, solo un chispazo de Elías pudo abrir el marcador. Sin embargo, la defensa improvisada -liderada por Mosquera- fue incapaz de mantener el cero en su marco y bastó solo un minuto y medio para que Xolos igualara los cartones. La misma historia de todo el torneo, pero esta vez sin goleadas.

2.- Gustavo Diaz pareció entender una parte del “librito” demasiado tarde: por encima de fiascos como Ramos y Ceratto, los ingresos de Andrade y Claudio González en la segunda mitad fueron una buena opción. Sin embargo, ante un mejor equipo como el fronterizo -a diferencia de Veracruz- requerían más tiempo en el campo. El “Rifle” en su papel de relevo desborda y supera a sus marcadores, pero contó con pocos minutos para repetir la buena actuación que tuvo en el Puerto Jarocho. Por su parte, Claudio jala marcación y mantiene ocupados a los centrales, pero 15 minutos son insuficientes. Es una pena que Diaz no descubriera estas opciones más temprano en el torneo.

3.- Y hablando de relevos: ¿Por qué no hacer los tres cambios? ¿Por qué dejar en la banca a un tipo como Donovan, que probablemente ya tiene la capacidad física para jugar más minutos, y que tal vez con un “chispazo” pueda ayudar a resolver el encuentro? Berrinches del técnico que en muy poco le ayudan a conservar su chamba.

4.- Una de las cosas que más perjudicaron al León fue la intermitencia de su media cancha. Ante Xolos, Montes, Rodríguez, Diaz Price, y Navarro, corrieron y mostraron buena actitud, pero el futbol al frente llegó a cuentagotas. A Montes le urge un “socio” en ese sector, y la ausencia del colombiano Mejía pesó enormidades en el resto del torneo.

5.- Eterna maldición: como si fuera guión de novela, en partidos en los que La Fiera luce incapaz, surge siempre una figura rival. Y cuando no es el delantero heroico que se despacha con dos o tres goles, es el arquero que tiene su mejor actuación del campeonato. El turno de este sábado fue del portero Manuel Lajud.

Twitter @luismiguelgp

LA DERROTA DEL LEÓN ANTE MORELIA, EN CINCO PUNTOS

1) Casi todos lo vemos y lo hemos sabido desde tiempo atrás: Gustavo Diaz ha fracasado con el León. Carente de ideas, con un equipo plagado de lesiones, y sin mucho material de donde echar mano, al uruguayo le ha quedado muy grande el paquete. Lo mostrado por el León ante Morelia fue un simple resumen de todo el torneo: una escuadra sin un estilo de juego definido, sin respuesta en la banca, que defiende mal, y que para colmo reacciona tarde. El Clausura 2018 es uno de los más tristes, pobres, y decepcionantes torneos para La Fiera y para su afición desde el retorno del equipo a Primera en 2012.

2) Por si fuera poco, el técnico leonés mostró este sábado uno de sus peores detalles desde que está al frente del conjunto esmeralda, sacando a Luis Franco -quien recién había recibido una nueva oportunidad- antes de terminar la primera mitad, poniéndolo en evidencia aún cuando su improductividad no era la responsable directa de la desventaja en el marcador. Diaz bien pudo haber esperado a que terminara la primera parte para hacer el ajuste, pero decidió hacer del joven Franco su “chivo expiatorio” ante todos, dándole entrada a un Burbano que desde hace mucho tiempo dejó de marcar diferencia. Mal por el entrenador uruguayo.

3) Elías Hernández, convertido en una suerte de “Gullit” Peña, pasó inédito en el partido y mostró un nivel muy por debajo de lo acostumbrado, dejando en claro que lo que puede hacer el León al frente depende en buena medida de él. Mauro Boselli, que tampoco había hecho demasiado, salvó su actuación con el gol casi al final. Por su parte Luis Montes, voluntarioso y con chispazos, no pudo él solo con la carga total del ataque esmeralda.

4) Para no desentonar, la defensa leonesa siguió con el mismo cuento de toda la temporada. La zaga esmeralda permite “goles de vestidor” y comete errores de concentración, como la falta en el área que ocasionó el penalti y el segundo gol de Morelia. El cuadro bajo esmeralda es un desastre: Mosquera, aunque cumplidor, no es un zaguero líder. Herrera gravita y defiende mal, mientras que Cornejo y Piris cubren de forma deficiente los costados y no contribuyen al frente. Siete goles en dos partidos es la clara muestra de que urge que el torneo se termine.

5) Siguiendo esa añeja tradición del delantero contrario que se luce ante el León, Raúl Ruidiaz aprovechó las facilidades de la endeble defensa verdiblanca, y se despachó con un “hat trick”. Ante los verdes, el peruano se confirmó como uno de los mejores extranjeros de la Liga MX.

Twitter @luismiguelgp

EL EMPATE DE LEÓN ANTE LOBOS BUAP, EN CINCO PUNTOS

1.- El León sigue en las mismas: no mejora, no tiene un estilo definido, y desperdicia oportunidades claras de gol en cada encuentro. Parece ser que lo mostrado ante Pumas fue un espejismo. El equipo de Diaz, consentidor, apático y disfuncional en el primer tiempo, dejó crecer a un rival que con muy poquito se puso 0-2 en el marcador. Este León no levanta, y sus aspiraciones a estar en la liguilla disminuyen partido a partido.

2.- Continúa la maldición de las lesiones en el feudo esmeralda, y ahora fue el turno de Fernando Navarro. La Fiera sigue batallando con este problema, y ya sea por accidentes en la cancha, por problemas musculares que arrastran los jugadores, o por una mala preparación física; la situación ha dejado de ser una “graciosa” coincidencia, y se hace más evidente ante lo limitado de la plantilla en los últimos torneos. Las lesiones de jugadores importantes están dando al traste con la temporada de los verdes.

3.- Julián Quiñones es el tipo de jugador que suele hacerle “travesuras” al León. Eso se veía, se presentía, se olfateaba antes del partido. Y el colombiano, aprovechando la mala marcación leonesa, se despachó con dos goles. Los partidos pasan, y aunque ya no hay goleadas, el pedirle a esta zaga que finalice sin anotación en contra parece ser demasiado.

4.- Luis Montes está cargando con demasiada responsabilidad en la media leonesa. “El Chapo” corre, construye, lucha, recupera, da pases para gol; pero si sus compañeros de sector (Elías, Burbano, Rifle, Iván) no están en la misma sintonía -como anoche-, sus esfuerzos se vuelven aislados y terminan por perderse. Aún así, el aporte del juarense tuvo mucho que ver para conseguir el empate ante los poblanos.

5.- Indudablemente, los aplausos se los debe llevar Claudio González. El oriundo de Irapuato -que por cierto no es tan “jovencito” con sus 25 años de edad- tuvo un debut soñado en la liga, y sus dos remates de cabeza hablan de sus condiciones como delantero. Resulta curioso que, mientras se tienen sentados a extranjeros que no aportan -como Donovan o Barnes-, canteranos como González o Díaz Price ayudan mucho más en el campo. Una llamada a tiempo para que la directiva cambie ciertas políticas en los próximos torneos.

Twitter @luismiguelgp