La derrota del León ante Tigres en cinco puntos

Por Luis Miguel Guerrero

1.- Si alguien sabe en dónde venden buenas brújulas, avísele por favor a Ariel Holan, porque la suya se ha descompuesto. Poco a poco -y sin la dosis de suerte que tuvo en los partidos ante Chivas, Necaxa y Monterrey-, el conjunto verdiblanco se ha convertido en un caos. Que los números no nos engañen, este equipo carece de una idea futbolística clara, no tiene llegada y defiende mal. Jugando de forma similar al Seattle, Tigres se plantó en la cancha del Estadio León para llevarse una victoria relativamente fácil. Y se la llevó porque La Fiera fue incapaz de reponerse de sus propios errores, en esta ocasión provocados por su héroe de toda la temporada, Rodolfo Cota. El panorama luce complicado para una escuadra que apostó al éxito en la Concachampions, y que, con el ánimo por lo suelos por los 6 goles recibidos en los últimos dos encuentros, tendrá que hacerle frente al Sounders en busca de un milagro.

2.- Aunque el León inició el partido intentando ser propositivo, e incluso dominó en los primeros minutos a la visita, la balanza pronto se inclinó en favor de los Tigres. El penal fallado por Ángel Mena pareció acabar con la confianza del colectivo verdiblanco, y abrió la puerta para el dominio universitario. Los Verdes fueron unos antes de la pena máxima, y otros muy distintos después del hierro del ecuatoriano. Adueñándose de la media cancha gracias a las buenas formas de Carioca, Vigón, Aquino y compañía, la escuadra de Miguel Herrera supo capitalizar las desconcentraciones de Rodolfo Cota, para tener antes del minuto 30 una cómoda ventaja de 0-2, ganando en seguridad y teniendo en consecuencia una tarde más o menos tranquila, a sabiendas que a este León le cuesta un mundo de trabajo generar peligro sobre las metas rivales.

3.- Un nuevo problema aqueja al conjunto esmeralda, y lo vimos desde el encuentro en Seattle: al verse abajo en el marcador, avanza en forma desorganizada al frente, descuidando de forma preocupante su zona defensiva. Así pues, el rival en dos o tres toques genera peligro sobre la meta de Cota, o en base a rápidos contragolpes toma mal parada a la zaga verdiblanca. Holan decidió para este encuentro iniciar con Kagelmacher haciendo pareja en la central con Barreiro, mientras que a Tesillo lo recorrió a la lateral derecha. Falto de minutos, el defensor uruguayo batalló para cumplir con sus labores en la zaga, y fue superado por los peligrosos delanteros tigres en más de una ocasión. Pero en general, el cuadro bajo leonés tuvo una tarde apurada, haciendo frente a Gignac, Quiñonez y Thauvin. El descontrol se ha apoderado de una defensiva que, hasta hace un par de partidos, presumía terminar los partidos sin gol en contra.

4.- El mal momento del León ha trasminado en todas sus lineas, y la media cancha no es la excepción. Santiago Colombatto, lejos del nivel que le vimos en la temporada pasada, e incluso a inicios de esta, no termina por pesar como responsable de generar el fútbol al frente. La media leonesa extraña enormidades al lesionado Jean Meneses, y sin la posibilidad de contar con Montes y Fernández -ambos lesionados-, no ofrece variantes. Victor Dávila, alejado de las funciones como falso delantero que tan bien lo han hecho ver en la temporada, termina desapareciendo cuándo es retrasado a realizar labores como mediocampista. Y aunque Iván Rodríguez cumple a secas en su papel de escudo, ha dejado de pesar al tratar de generar al frente. Los ingresos de Ambriz y Ramírez fueron tardíos, y poco pudieron hacer por enderezar la situación para La Fiera.

5.- Llama la atención que un guardameta tan seguro como Rodolfo Cota, haya cometido un par de errores que pesaron en el marcador. Bien dicen por ahí que la posición de arquero “es la más ingrata”, y en este partido nos quedó claro el por qué. Al mazatleco, que ha sido pieza vital para que el León haya conseguido buenos resultados en malos partidos -o ha evitado que malos juegos se conviertan en desastres, como el martes pasado en Seattle-, le tocó ser “villano” en el duelo ante Tigres. Aún así, la personalidad del cancerbero hizo que se repusiera a sus propios hierros, y le alcanzó para tener un par de buenas intervenciones durante el encuentro. 

Twitter @luismiguelgp

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s